White Dog, el principio de una nueva economía

White Dog, el principio de una nueva economía

- in Noticias
1314
0

BALLE, la Alianza de Negocios por las Economías Locales, es una red de empresas locales que actúa como catalizador y contacto entre los actores de la nueva economía local. Este movimiento se está expandiendo y consolidando para apoyar a los negocios y las comunidades sostenibles del mundo entero. Judy Wicks, propietaria del restaurante White Dog Café y cofundadora de BALLE constituye una figura clave en la creación del movimiento.

Judy Wicks se trasladó a Filadelfia en 1972, cuando una serie de tiendas de barrio y pequeños locales estaban a punto de ser demolidos para dejar paso a un gran centro comercial repleto de tiendas franquiciadas y de restaurantes de comida rápida. Un movimiento vecinal, entre los que se encontraba Judy Wicks, logró paralizar la demolición del barrio en el que, en enero de 1983, se inauguraría el»White Dog Café», un restaurante en el que solamente se sirven menús basados en ingredientes locales. Lo que empezó como un pequeño café es hoy en día un restaurante donde se sirven todo tipo de menús, donde el 100% de la electricidad que consume proviene de la energía eólica y donde se ha desarrollado un proyecto de compostaje y se ha instalado un sistema solar de agua caliente para lavar los platos.

Pero quizás la aportación más importante de Judy Wicks al desarrollo sostenible sea lo que ella denomina la “glocalización”, es decir, la redirección de la política de consumo hacia productos locales: cuando en 1998 la propietaria del White Dog Café se informó sobre el trato que reciben cerdos y vacas en las granjas industriales, se lanzó a la búsqueda de proveedores cercanos a su establecimiento que mantuvieran a sus animales en condiciones de libertad y alimentados de forma natural. Las visitas a estos nuevos proveedores la hicieron concebir la idea de que todos sus productos deberían tener una procedencia local. De esta forma se dedicó a la búsqueda de agricultores que pudieran suministrar a su restaurante ingredientes que no hubieran viajado miles de kilómetros antes de llegar a la mesa de sus clientes. Hoy en día, la totalidad de los ingredientes de sus menús provienen de las granjas familiares de Pensilvania y Nueva Jersey. De esta forma, Judy Wicks colabora con sus proveedores y se asegura el suministro de sus materias primas, mientras aumenta la seguridad alimentaria y colabora con el empleo local.

El siguiente paso consistió en promover su política entre los restaurantes de la competencia, que llevó a cabo cuando decidió pensar no solamente en el bien de su negocio, sino también en el bienestar de los animales, en el cuidado medioambiental, en las granjas familiares que están siendo absorbidas por las grandes explotaciones industriales, en los consumidores que se alimentan de carne poco saludable, en los trabajadores que padecen precariedad laboral y salarios injustos… De este modo, tomó la determinación de crear todo un sistema sostenible y fundó una organización no gubernamental que financiaba con su propio restaurante y que tenía como misión establecer una economía local en la región de Filadelfia.

La creación de una red de granjeros, restaurantes y comerciantes, la concesión de microcréditos para que los granjeros pudieran adquirir camiones frigoríficos y despacharan a toda la región, son algunos de las acciones de su política sostenible. Así nació la Sustainable Business Network of Greater Philadelphia y, poco después, en colaboración con el emprendedor social Laury Hammel , la Alianza de Negocios por las Economías Locales,»BALLE», una de las redes de negocios sostenibles que mayor crecimiento están experimentando en el mundo entero. La finalidad de BALLE es colaborar en la creación de economías locales y la transformación del desarrollo económico de las comunidades. BALLE abarca en la actualidad a más de 60 redes locales de negocios independientes de diversos sectores económicos en todo EEUU y Canadá, y representa a más de 20.000 empresarios. Según la propia organización, “el mundo entero está viviendo el desarrollo de un movimiento que cree en el cambio desde la raíz para lograr un futuro mejor para las personas, los lugares que habitan y el planeta. En la era de internet y las redes sociales aparece el concepto de “glocalización” como nueva forma de conciencia social que cree en las comunidades y en el poder que éstas están adquiriendo para determinar su propio futuro”.

Más información Good news for a change (David Suzuki y Holly Dressel)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.