Vacaciones sin coche, turismo ecológico anti estrés

Vacaciones sin coche, turismo ecológico anti estrés

- in Permacultura
2207
0

A principios de 2006, diecisiete enclaves turísticos de cinco países alpinos se unieron para formar las “Perlas Alpinas”, la cooperación turística más grande de los Alpes, cuya finalidad principal es conformar un destino turístico sostenible. Desde entonces, son ya veintidós los destinos turísticos pertenecientes a esta asociación en el interior de la cual el turista podrá olvidarse de su coche durante todas las vacaciones y disfrutar de una movilidad sin límites.

Las Perlas Alpinas son el resultado de dos proyectos de la Unión Europea mediante los que se pretendía fomentar el turismo sostenible en esta región, de forma que se mantuviera el concepto de diversión pero se asentara el respeto a la naturaleza a la hora de disfrutar de unas vacaciones. Para lograrlo, no solamente debía mejorarse la situación del tráfico local, sino que se debía fomentar el transporte colectivo para las llegadas y salidas de los enclaves turísticos, además de garantizar la movilidad interna entre los veintidós destinos que conforman la unión actualmente. Francia, Alemania, Italia, Suiza, Austria y Eslovenia, son los países que guardan estas perlas, donde el turista podrá llegar, desplazarse de un enclave a otro y marcharse una vez finalizadas sus vacaciones sin haber utilizado un solo vehículo particular motorizado.

Entre sus veintidós perlas se encuentran algunos de los destinos turísticos más visitados para practicar deportes tanto de invierno como de verano. También los pueblos alpinos más bellos, alejados del tráfico rodado. Todos tienen algo en común: el turista se dará cuenta de que prescindiendo de su vehículo no solamente no limita su libertad de movimiento, sino que enriquece enormemente la experiencia. Una vez en el destino elegido, al que se puede llegar mediante autobús o tren, la oferta es ilimitada: actividades al aire libre como senderismo, ciclismo de montaña, montar a caballo, conducir vehículos eléctricos, deportes de agua, esquí de fondo y mucho más. Además, la organización está ampliando los territorios por los que no se puede circular con coche, por lo que el turista podrá disfrutar de parques, valles y recorridos a salvo y sin soportar ruido ni humo. La organización promueve asimismo el uso de energías alternativas y conservación de la naturaleza, así como el respeto a la cultura, las tradiciones, la arquitectura y la gastronomía locales. Las ventajas para el turista son obvias: menos estrés, mayor contacto con la naturaleza, la sensación de libertad que proporciona el desplazamiento sin ruidos y sin emisiones contaminantes… Las localidades anfitrionas también cuentan con una serie de ventajas por pertenecer a esta asociación, como son la participación conjunta en actividades promocionales, lo que supone un importante ahorro en gastos de marketing, así como el intercambio de experiencias entre enclaves para la mejora del tráfico local y la logística en general, entre otras.

A través de la organización pueden reservarse paquetes de viaje gracias a los que se podrán visitar diversos destinos de forma más sencilla y económica. Dos de las Perlas Alpinas, Arosa y Werfenweg, han desarrollado unos paquetes de tarifa plana llamados “Neutral Climate Holidays” que garantizan al viajero la compensación de sus emisiones de CO2. Al realizar la reserva, el turista define su punto de partida y su destino, datos mediante los cuales se puede calcular la cantidad de emisiones de CO2 derivadas del viaje. Este dato se suma a las emisiones derivadas de la estancia en las perlas que, aunque limitadas, resultan inevitables.

El viajero que contrata el paquete “Neutral Climate Holidays” recibe sin ningún coste adicional un certificado y una garantía de compensación de emisiones, emitido por la consultoría medioambiental «Climate Partner», que beneficiará a otra localidad en sus reformas para proteger el medioambiente. Cálculo de CO2 en las Perlas Alpinas. Otros de los servicios disponibles en las Perlas Alpinas son el “Alpine-Flyer”, bicicleta eléctrica de montaña que puede encontrarse en varias de las localidades pertenecientes a la organización, el Ticket Perlas Alpinas, un abono de tarifa plana para el ferrocarril austriaco y el mapa interactivo «Intermapa Perlas Alpinas», donde el viajero podrá planificar su ruta a través de internet. Realmente merece la pena visitar estos lugares únicos, llegar fresco y relajado y disfrutar de unas vacaciones sin estrés totalmente diferentes.

About the author

0 Comments

  1. Amigos de ladyverd. Trasladé esta información a una comunidad de turismo donde participo y han hecho una pregunta muy interesante. No sé si vosotros tendréis respuesta: #5 annieburbano dice: A mi me gusta mucho la idea, pero, como afecta a las comunidades locales la falta de posibilidad de transito con coches? cubre el sistema «turístico» también las necesidades de los locales?

  2. Hola Blanca. Si entiendo bien, se trata de ver cómo afectaría que los coches no pasaran por los puequeños pueblos, no?. Bueno, de momento sería bueno para la salud de los que vivieran al lado de la carretera, luego, pues no tien porque afectar a la economía local, lo que hace falta es adaptar sus atractivos de tal forma que no sea necesario llegar a ellos en coche. Hay muchas iniciativas de muchas ciudades que lo están haciendo. El coche es siempre malo: salud, planeta, accidentes etc. Gracias por participar de ladyverd. Un cordial saludo

  3. Hola Joe, Sí. Si nosotros somos unos convencidos del «hartos del coche» y todo lo que sean estas iniciativas nos encantan. Pero la verdad es que es una pregunta interesante a la que de momento no he hallado respuesta porque no se explica en ninguna de las páginas. Yo lo que entendí es que se creaba un nuevo producto que consistía en la movibilidad totalmente alternativa al coche, o en todo caso, si es con coche, que sea eléctrico. Esto no limita a los ciudadanos de estos pueblos a usar su vehículo propio. No había pensado que de ser así, el turista puede sentirse «estafado» si ve que en el pueblo los vecinos se pasean con el cuatro por cuatro como si nada (porque encima serán carrazos, al ser pueblos de montaña). Y de ser más bien una restricción del coche tanto a turistas como a locales, no sería posible, vamos. Yo no me lo planteo que sea así.

  4. Hola Blanca, También estás por aquí. Hoy justamente me ha hablado de esta página una amiga que trabaja en la Fundación Vida Sostenible. Bueno, hasta aquí lo que yo sé, porque he visitado diferentes zonas alpinas y realmente te puedes planificar unas vacaciones para hacer senderismo sin utilizar ni un sólo momento el coche. Santander-Bérgamo: en avión con Ryan Air. Perfecta combinación de tren y autobus para llegar por ejemplo a Canazei (Dolomitas Italianosen la comarca del Trentino). Todos los pueblos situados en el Valle di Fassa y circunvalando el Macizo del Sella están conectados entre sí por un autobús de linea normal y corriente que conecta pueblos, cruces de caminos de rutas senderísticas, terminales de teleférico y telesilla con una frecuencia en verano de unos 30 minutos. Supongo que esto sea tanto en invierno como en verano para senderistas y para esquiadores. Este tipo de redes de transporte las encuentras en la mayoría de pueblos alpinos alemanes (por ejemplo el Allgau), suizos y austriacos. Podéis ver algunas cosas más al respecto en mi comentario en mi blog de Hosteltur http://comunidad.hosteltur.com/Bettina/perfil, concretamente en el post de las conclusiones de Miguel Angel Seoane sobre sus conclusiones del Foro Hosteltur 2010. En mi blog suelo hablar sobre temas de RSE, planificación y gestión sostenible de destinos, por si os interesa echarle un vistazo de vez en cuando.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.