Una región contra los paraísos fiscales

Una región contra los paraísos fiscales

- in Noticias
1654
1

Los representantes políticos de la región francesa de Île-de-France, cuya capital es París, debatirán un proyecto de ley para exigir a los bancos que operan en la región que demuestren que no tienen ninguna relación ni directa ni indirectamente con los paraísos fiscales existentes en todo el mundo.

La ley, que se encuentra a punto de ser aprobada, una vez en vigor obligará a los bancos a informar sobre el nombre de sus filiales y sucursales, su cifra de negocio, sus beneficios, el efectivo que invierten y los impuestos que pagan en cada país.

El líder de Europe Ecologie, en una de sus recientes intervenciones en el Parlamento Europeo.

El partido ecologista francés Europe Ecologie prometió durante su campaña para las pasadas elecciones generales que exigiría una mayor transparencia de las gestiones financieras, haciendo especial hincapié en la lucha contra los paraísos fiscales. La iniciativa del partido que resultó ser la revelación de las pasadas elecciones está a punto de ser aprobada en la región de Île-de-France (París). Según la propuesta, la región exigirá a los bancos, antes de recurrir a sus servicios, que demuestren que no tienen relación directa ni indirecta con ningún paraíso fiscal. Además, los bancos deberán precisar los procedimientos y las herramientas que utilizan para luchar contra el blanqueo de dinero, la corrupción y el fraude fiscal. Los bancos estarán obligados a elaborar un informe detallado de la actividad de sus filiales en todos los países en que se encuentran representados. Dicho informe especificará las características de sus operaciones y el efectivo invertido en ellas. El proyecto ha logrado ya el consenso de los grupos políticos de la región del norte de Francia.

Los paraísos fiscales hunden los presupuestos de los Estados. Las grandes multinacionales y los ciudadanos ricos evaden impuestos escondiendo su dinero mientras los demás pagan por ellos. En Francia el fraude fiscal equivale a tres veces el déficit de la seguridad social. Los paraísos fiscales se llevan una gran parte. Los países del sur ven como desaparecen cada año unos 800.000 millones de euros

Esta es la primera vez que se aplica un criterio de transparencia al sector bancario en Europa. Los ecologistas franceses esperan que esta medida de lucha contra los paraísos fiscales, propuesta e implantada en una región de semejante importancia económica, fomente la toma de conciencia y genere una profunda reflexión en el seno del sector financiero y en el resto de las instituciones. En su deliberación, el consejo regional recuerda que “la existencia de estados o regiones que practiquen la competencia desleal en términos fiscales y que rechacen cualquier tipo de cooperación en esta materia priva a otros países de unos recursos que hubieran podido ser utilizados en políticas dirigidas a combatir las desigualdades sociales, especialmente en periodo de crisis” Según un estudio realizado en el año 2000 por la ONG Intermón Oxfam titulado “Los miles de millones escondidos para el desarrollo”, los paraísos fiscales acogen a 2,4 millones de sociedades pantalla. Algunos de los paraísos fiscales más conocidos son Suiza, Bermudas, Malta, Panamá y la Isla de Man en el Reino Unido. El grupo parlamentario verde de la región del Ródano Alpes ya está elaborando una propuesta similar para su departamento.

Fuente (en francés)

Saber más

About the author

1 Comment

  1. Es imprescindible que para que nuestra Sociedad del Bienestar no desaparezca, se urga a los gobiernos Neoliberales, que dicen ser de derecha, e izquierda; a que regulen , y controlen a los Bancos, y se controlen los movimientos delictivos de riqueza a los paraisos fiscales. Evadiendo impuestos, y la riqueza que producimos con nuestro trabajo. Esto es peor que la explotación del trabajo en el siglo XIX, y XX.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.