Una forma inteligente de aparcar

Una forma inteligente de aparcar

- in Noticias
1507
0

Pronto llegará a muchas ciudades, es una novedad relacionada con la movilidad urbana: las tarifas de aparcamiento en tiempo real. El sistema consiste en que las plazas de aparcamiento libres se tendrán controladas y el precio variará en función de la demanda.

Esta novedad constituirá un paso adelante en el futuro de la gestión global de la movilidad urbana y seguramente acabe aplicándose también al reparto de mercancías. En San Francisco, Estados Unidos, ya existe un sistema que modula las tarifas de ciertos peajes urbanos en función de la congestión real de las vías así como un sistema de aparcamiento en tiempo real, el SFPark Project. Todo conductor conoce la molestia que supone dar y dar vueltas con el automóvil en busca de una plaza libre donde aparcar. Esta búsqueda desesperada representa el 30% del tráfico de la ciudad de San Francisco.

El proyecto SFPark pretende reducir esta circulación errática ayudando a los conductores a encontrar un sitio para aparcar. Este objetivo del proyecto supone un beneficio general ya que una mejor disponibilidad de las plazas de aparcamiento descongestiona la ciudad y aumenta la seguridad vial. El lema del proyecto es muy explícito “Circle Less, Live More” (Circula menos, vive más). El SFPark recoge y distribuye en tiempo real la información sobre las plazas de aparcamiento en la ciudad. Los conductores saben exactamente donde se encuentran las plazas libres de la zona de la ciudad en la que se hallan. A este sistema de disponibilidad se añade otro que fija los precios según la oferta y la demanda.

Otro de los objetivos de la implantación de este sistema es despejar de tráfico el centro de la ciudad: al ser más caras las plazas de aparcamiento en las zonas céntricas, muchos conductores optarán por dejar su vehículo en zonas periféricas equilibrando de esta forma el flujo total de tráfico y el número de plazas disponibles en el centro de la ciudad. Los datos de las plazas disponibles, así como su precio, se transmitirán mediante un tipo de parquímetro equipado con sensores, similar a los modelos que se utilizan en las redes inteligentes de electricidad (Smard grid), y que conectan en tiempo real a los productores de energía y con los consumidores para conseguir un mejor equilibrio del flujo eléctrico. SFPark.org gestionará los datos de entrada y podrá transmitir en tiempo real la información sobre las plazas disponibles desde su portal, por GPS o incluso a un Smartphone. El precio de las plazas será variable y oscilará siempre en función de la demanda. La intención del sistema es incitar a los conductores a que aparquen su automóvil lo más lejos posible del centro o en otro momento del día. El objetivo es que cada zona de aparcamiento del centro disponga permanentemente de al menos una plaza libre.

Este sistema se aplicará en 6.000 de las 25.000 plazas de pago disponibles las 24 horas del día y en 12.250 plazas de aparcamientos gestionados directamente por el ayuntamiento de la ciudad. La fase de prueba durará dos años desde el verano de 2010 y será financiado en 80% por el Estado. Según sus resultados, el sistema se aplicará a toda la ciudad o se procederá a mejorar los detalles convenientes. Con la aplicación de este sistema, San Francisco da otro paso adelante hacia la gestión optimizada de los flujos de circulación. La ciudad estadounidense destinó recientemente unos carriles del “Bay Bridge”(puente que enlaza la ciudad con las zonas dormitorio de las afueras) a los coches en régimen compartido (CarSharing). Quienes utilizan estos carriles ganan una media de 30 minutos en sus trayectos cotidianos.

SfPark

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.