Un mundo sostenible requiere bancos éticos y un cambio radical

Un mundo sostenible requiere bancos éticos y un cambio radical

- in Noticias
1447
0

Recientemente, el banco internacional HSBC encargó una encuesta a la agencia de estudio de opinión TNS Sofres destinada a conocer lo que los ciudadanos franceses esperan de un banco para construir un mundo sostenible. La encuesta pretendía aportar una nueva visión al banco sobre la forma de ejercer su actividad.

La crisis financiera ha acentuado considerablemente el pesimismo de los ciudadanos franceses sobre la evolución del mundo. Los tres estados de ánimo predominantes entre los encuestados son la inquietud, la desconfianza y la decepción. En el último puesto se encuentran la curiosidad y la confianza. Para la mayoría de los ciudadanos, el desarrollo sostenible es uno de los retos más importantes a pesar de la crisis. Más de un tercio de los ciudadanos franceses estima que, para construir un mundo sostenible y respetuoso con el medioambiente, con una sociedad pacífica y con unas relaciones equilibradas y tolerantes entre el norte y el sur, es necesario llevar a cabo un cambio radical del estado actual del mundo. Los bancos, a pesar del papel que se les atribuyó durante el estallido de la crisis financiera, no son rechazados por la población para participar en la construcción de un mundo sostenible. El sector bancario suscita unas enormes exigencias en materia de transparencia y control de riesgos de sus actividades. En la medida en que su impacto medioambiental parece limitado, los bancos no forman parte de la primera línea de agentes que el ciudadano espera sean los artífices del cambio. Sin embargo, la población les asigna una función clave en el plano económico y social.

El 75% de los encuestados desean que su banco se comprometa en acciones que favorezcan el desarrollo sostenible. A pesar de las sospechas que pesan sobre los bancos en la actualidad, los franceses están dispuestos a participar en iniciativas para el desarrollo sostenible a condición de se les proporcione una información honesta y transparente.

Más de un tercio de los encuestados cree que se debería llevar a cabo un cambio radical del mundo actual (36%). El resto opina que se deberían mejorar ciertos aspectos (64%)

¿Qué esperan los ciudadanos de los bancos?

Hoy en día, los ciudadanos esperan de los bancos que participen activamente en los retos a los que se enfrenta la sociedad para lograr un mundo más sostenible: el ciudadano espera que los bancos financien a las PYMES, que colaboren en proyectos de desarrollo local, deprotección del medioambiente y de ayuda a los países en vías de desarrollo. En lo referente al control de riesgos relacionados con sus actividades, el ciudadano espera que los bancos luchen contra el fraude fiscal y el blanqueo de dinero, que lleven a cabo un control estricto para evitar desvíos de capital, que limiten la especulación al disminuir las primas que se pagan a intermediarios y que limiten de igual manera el impacto medioambiental de su actividad (por ejemplo el consumo de papel). En la relación con sus clientes, el ciudadano espera que el banco le proporcione información transparente y honesta, que no colabore en el sobreendeudamiento de los particulares y proteja los datos confidenciales. Los ciudadanos demandan que el banco les proponga depósitos en empresas éticas y respetuosas con el medioambiente y les aconseje sobre cómo participar y favorecer al desarrollo sostenible.

¿Cómo sería un mundo sostenible?

Según los resultados del estudio, los ciudadanos piensan que un mundo sostenible, en primer lugar, debería ser más respetuoso con el medioambiente. Después, el ciudadano relaciona la sostenibilidad del mundo con un mayor uso de las energías renovables, demanda un mundo más seguro y menos violento, que consuma energía de un modo razonable y sea más solidario.

El crecimiento económico de los países desarrollados ocupa el último lugar en la lista de lo que los ciudadanos piensan sería un mundo sostenible. El desarrollo sostenible es “un reto esencial” para el 31% de los encuestados. Este porcentaje asciende a un 46% entre los ciudadanos de edades comprendidas entre 18 y 24 años. ¿Qué importancia se les concede a los diferentes agentes de la sociedad en la construcción de un mundo sostenible? Los ciudadanos encuestados consideran que el agente más importante de la sociedad para construir un mundo sostenible somos cada uno de nosotros, después los profesionales de la enseñanza, en tercer lugar las PYMES y en cuarto lugar las grandes empresas.

Los partidos políticos ocupan el último lugar, seguidos por los bancos y por los políticos locales. Los gobiernos ocupan la sexta plaza, detrás de las asociaciones para la defensa de la naturaleza.

Ver estudio completo (en francés)

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.