Tus ahorros, la ética, tus valores

Tus ahorros, la ética, tus valores

- in Permacultura
1419
0

El dinero mueve el mundo y tus ahorros forman parte de la economía global. El simple hecho de seleccionar un producto ético, un banco o un fondo de inversiones ético significa colaborar en la creación de un mundo mejor. La fundación británica por las soluciones de inversión responsable EIRIS ha creado YourEthicalMoney, una iniciativa sin ánimo de lucro cuyo objetivo es ofrecer al consumidor información objetiva e independiente sobre las inversiones éticas y sostenibles. A medida que aumenta el interés de los ciudadanos por la inversión ética, existe una serie de bancos que intentan renovar su imagen y su estrategia de inversión para crear la impresión de ser entidades éticas y respetuosas con el medioambiente. Tu Dinero Ético, YourEthicalMoney, es una iniciativa de la fundación británica EIRIS que fomenta la reflexión del ciudadano sobre las cuestiones éticas del dinero. Mediante su portal de internet, YourEthicalMoney ofrece multitud de recursos informativos y guías rápidas sobre los diversos productos y servicios económicos (pensiones, seguros, inversiones, hipotecas…) y asesora sobre las preguntas que el consumidor debe plantearse a la hora de escoger un producto financiero ético.

Guía rápida para detectar el ecoblanqueo en los productos financieros

Todos los consumidores tenemos el derecho de elegir libremente un banco, una hipoteca, una aseguradora, un fondo de inversión. Sin embargo, nuestras elecciones no suelen tener en cuenta los aspectos éticos o ecológicos de dicha inversión. Esto se debe a que no estamos acostumbrados a entender los productos financieros como una elección consecuente con nuestra forma de ver el mundo. Los mismos principios que llevan al consumidor a adquirir productos provenientes del comercio justo o a reciclar sus desechos domésticos, los principios por los que se preocupa por los demás seres humanos y el medioambiente, deberían tener el mismo peso a la hora de decidir dónde invierte sus ahorros. Existe un amplio abanico de posibilidades de inversión ética. Basta con que el consumidor responsable se informe sobre los diversos productos y los valores en los que invierte: el cambio climático, la lucha contra la pobreza, los abusos contra los derechos humanos, las dictaduras y la pobreza mundial… ¿por qué no expresar nuestras preocupaciones en estas cuestiones a través de nuestra economía?

Si no adquieres productos de cierta tienda porque sospechas que sus ropas se hicieron en una fábrica en condiciones infrahumanas, investiga quién asegura sus instalaciones o quién tiene acciones de la empresa.

La banca ética denomina una forma inversión que toma en consideración cuestiones éticas además de los propios beneficios económicos. La elección de las cuestiones éticas que el consumidor va a apoyar mediante sus inversiones dependerá de sus valores. Por ejemplo, un consumidor que evita adquirir un producto porque sabe que ha sido probado en animales, debería preguntarle a su banco dónde invierte éste su dinero, ya que podría ser que estuviera financiando dichos experimentos. Si un consumidor ha cambiado su compañía eléctrica para pasar a utilizar energía verde, debería plantearse que, a través de su banco, su dinero podría estar fomentando la extracción de combustibles fósiles. Entre otros datos de interés, YourEthicalMoney ofrece en su portal de internet una guía rápida para detectar acciones de ecoblanqueo en los productos financieros (publicidad engañosa que intenta hacer pasar a una empresa por respetuosa o responsable con el medioambiente, cuando en realidad no lo es).

Your Ethical Money

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.