Tú puedes ser parte de la solución

Tú puedes ser parte de la solución

- in Noticias
1841
0
Los problemas sociales y medioambientales requieren de la participación activa ciudadana
¿Quién no se ha planteado alguna vez en su vida si el esfuerzo que realiza al llevar a cabo gestos para el bien común no sirve de nada?

Si yo reciclo en casa minuciosamente todos mis residuos y veo que mi vecino no lo hace, ¿no es desmoralizante? En este momento de la vida el ciudadano se está viendo acorralado por excesivas responsabilidades que muchas veces son injustas, ¿no es este hecho suficiente para tirar la toalla y hacer lo mismo que los demás? Estas preguntas se las hicieron los creadores de la plataforma francesa Koom (sueño en coreano). Koom es un espacio virtual en el que cada ciudadano puede ver cómo los demás actúan de igual forma y llevan a cabo iniciativas idénticas a las que emprendió. Koom quiere así arropar a quienes sueñan con un mundo mejor a través de gestos personales y les procura el soporte moral mediante el contacto con otros ciudadanos que llevan a cabo gestos similares. Según Koom, “Soñamos con un mundo en el que cada ciudadano encuentre razones para la esperanza, para vivir mejor y para lograr un mundo más habitable”.

Koom, que significa “sueño en coreano, pretende servir de soporte moral para aquellos ciudadanos concienciados que sueñan con un mundo mejor de forma activa. La intención es que el ciudadano concienciado no se vea sólo, que perciba que los demás también están realizando esfuerzos en el mismo sentido, que compruebe que muchas personas desean el mismo cambio que el, que los ciudadanos se vean como parte de la solución y capten lo positivo que llevan dentro antes que nada.

Koom quiere reforzar la convicción de que cada uno puede aportar mucho en esta lucha por conservar el planeta de la mejor forma posible mediante la acción colectiva y la interdependencia de cada uno de nosotros. Para que los gestos individuales tengan éxito y valgan la pena se deben enmarcar en el esfuerzo colectivo, lo colectivo debe superar a lo individual para lograr algo más grande, más fuerte, más duradero y que se pueda festejar en conjunto. La solidaridad debe ser el cimiento de la nueva sociedad, para lograrlo cada uno de los ciudadanos concienciados debe saber conservar su ánimo, su fuerza y su esperanza para superar los momentos difíciles. La lucha colectiva contra el deterioro del planeta y de la salud de los seres humanos requiere un cambio de mentalidad individual puesta a servicio de lo colectivo, por ello hay que evitar que la pereza y la falta de esperanza triunfen, hay que desterrar la mentalidad típica del desencanto que acaba en la dejadez y en las típicas frases “total, por unos litros”, “si de todas formas no va a cambiar nada” , etc. La plataforma Koom desea reunir tanto a personas como a empresas para incitarlos a actuar juntos. Se podría definir como un portal de emulación colaborativa.

El objetivo es reunir todos los esfuerzos individuales para crear una mutualidad y lograr así una mayor eficacia. Al hacer visible el impacto colectivo de los esfuerzos individuales, se fomenta el compromiso. Koom propone a sus usuarios llevar a cabo gestos simples como donar sangre, contratar un suministro de electricidad 100% renovable, consumir alimentos ecológicos, etc.

Por otro lado se procura aconsejar a quienes desean comprometerse y no saben muy bien cómo hacerlo. El usuario o “koomer”, se inscribe y elige qué tipo de compromisos desea establecer en su día a día. Seguidamente, Koom permite al usuario medir el impacto de las acciones a las que se ha comprometido uniendo el esfuerzo de otros koomers comprometidos. Por ejemplo si 300 usuarios se comprometen a cambiar sus bombillas por unas de bajo consumo, juntos ahorran el consumo eléctrico de 36 paneles publicitarios iluminados durante la noche. Además, el portal propone retos relacionados con empresas o colectivos locales.

Por ejemplo, si 500 habitantes se comprometen a consumir pescado proveniente de la pesca sostenible, el municipio se compromete a que el pescado de los comedores escolares sea también proveniente de la pesca sostenible. Es una forma de otorgar poder al consumidor, quien puede mediante su acción hacer que las cosas cambien. Esta iniciativa es similar a otra que ya anunciamos, Carrotmob, que ha conseguido muchas cosas en los barrios de muchas ciudades de todo el mundo.

Koom

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.