Transition Town: entrevista con Rob Hopkins, fundador del movimiento

Transition Town: entrevista con Rob Hopkins, fundador del movimiento

- in Noticias
1731
0
Hopkins habla sobre Transition Town

El movimiento Transition (Transición) asume la teoría del cénit del petróleo (Peak Oil) y se basa en el concepto de que, desde el punto de vista del bienestar, un futuro sin petróleo puede ser preferible al presente que vivimos. Rob Hopkins, fundador del movimiento Transition, desvela en una entrevista los conceptos básicos de esta tendencia que está revolucionando el mundo anglosajón.

El movimiento Transition nació en septiembre de 2006 a raíz de un proyecto universitario sobre la sostenibilidad llamado Kinsale 2021. El proyecto proponía un plan de actuación para disminuir el consumo energético de Kinsale, una ciudad de 7.000 habitantes en el sur de Irlanda.

Los estudiantes y el entonces profesor de la universidad, Rob Hopkins, lograron convencer al ayuntamiento para que aprobara y llevara a cabo el proyecto. Kinsale se convirtió de esta manera en la primera “ciudad transición”, Transition Town, un movimiento descrito en el diario The Guardian como “un experimento social a escala multitudinaria” y que ya cuenta con 160 “comunidades transición”. Rob Hopkins, fundador del movimiento, describe en una entrevista los conceptos básicos y formas de actuación del movimiento:

El movimiento Transition Town ofrece ideas creativas para llevar una vida sostenible. El motor del movimiento Transition no proviene de los gobiernos, sino del individuo, que reflexiona sobre su mundo y se da cuenta de que su forma de vida es muy perjudicial no solamente para el medioambiente, sino para él mismo.

El movimiento Transition pretende hacer reflexionar al individuo, despertar su interés por las cuestiones medioambientales de hoy en día y hacer que se plantee preguntas, se interese por la política e interactúe de forma dinámica con el gobierno local”. “Hoy en día tenemos una imagen muy negativa de lo antiguo, lo local.

Esta imagen tan destructiva se creó con la introducción de nuestra actual forma de vida, basada en el petróleo. Los animales de tiro, los carros, todo lo que sonaba a antiguo era malo. El movimiento Transition pretende redescubrir los aspectos positivos de la era previa al petróleo barato. Antes, por ejemplo, todo el mundo contaba con ciertas habilidades. Ahora mismo estamos muy lejos de ser una sociedad práctica, hemos olvidado conceptos básicos como el cultivo de la tierra, arreglar un desperfecto… Tenemos que usar la imaginación y diseñarnos un futuro en el que seamos capaces de tomar lo mejor del pasado y del presente, en el que viviremos mejor que ahora, pero de forma sostenible”.

Rob Hopkins, activista medioambiental durante años, trabaja ahora en la protección del medioambiente desde un enfoque innovador: “El movimiento Transition desempeña el papel de catalizador para que el individuo imagine, se plantee preguntas, para despertar la inteligencia colectiva.

Es necesario que todos nosotros nos preguntemos qué está pasando con el medioambiente y qué podemos aportar para evitarlo, pero desde un punto de vista constructivo. Si lanzas un mensaje catastrofista, los receptores se cerrarán en banda y pensarán que su aportación es demasiado pequeña y que, de todas formas, no merece la pena hacer nada. Las asociaciones ecologistas llevan años y años luchando para convencer al individuo de la importancia de su papel, pero todos los intentos han sido en vano porque planteaban un escenario tremendista y asustaban a sus receptores”. “El problema de intentar llegar a la gente con el cambio climático es que piensan que se trata de consumir menos energía.

Sin embargo, si les explicas el problema del cénit del petróleo, se dan cuenta de que todo lo que ocurre a nuestro alrededor sucede porque contamos con petróleo barato. Nuestra alimentación, nuestro transporte, los viajes que hacemos, la construcción, la medicina… toda nuestra forma de vida se basa en el petróleo. Eso es lo que hay que cambiar”.

Transition asume la teoría del cénit del petróleo, el Peak Oil, según la cual en breve no podremos seguir bombeando petróleo al ritmo al que lo hemos estado haciendo hasta ahora. En la entrevista, Rob Hopkins habla de la película “The end of Suburbia”, que trata la teoría del cénit del petróleo y las consecuencias que tendrá para nuestra forma de vida, altamente dependiente del mismo. “La película es fenomenal, pero desde mi punto de vista tiene un problema: no puedes hablar del extrarradio como de un lugar del que hay que huir, que habrá que abandonar. Lo que hay que hacer con el extrarradio es reestructurarlo, hacerlo más habitable, dotarlo de servicios para que sea un lugar productivo, no muerto. No podemos permitirnos desaprovechar todas esas infraestructuras, hay que sacar provecho de ellas pero de una forma distinta.
No se trata de abandonar las afueras, sino de habitarlas de forma creativa”. En cuanto a nuestra adicción al petróleo, Rob Hopkins afirma que lo es en el sentido de que los individuos afectados pasan por los mismos estadios: en primer lugar, no asumes que tienes un problema; después comprendes el problema y piensas que tendrás que hacer algo para solucionarlo, pero lo vas posponiendo; por último te decides y te pones una fecha para empezar, te organizas para comenzar el proceso de desintoxicación. En nuestra sociedad, está sucediendo lo mismo. “No podemos seguir ignorando las señales: tenemos que pasar a la acción”.

Ver entrevista completa

La cultura de la transición

The End of Suburbia

Más información

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.