Toronto, ciudad verde en las alturas

Toronto, ciudad verde en las alturas

- in Noticias
1477
0

Toronto es la primera ciudad norteamericana que ha impuesto la obligación de incluir cubiertas verdes en todas sus nuevas construcciones. La ley, que fue aprobada por el ayuntamiento de la ciudad en mayo de 2009, se está aplicando desde el 31 de enero de 2010 en todos los edificios de nueva construcción cuya superficie sea superior a 2.000 m2 y cuyo uso sea residencial, comercial o institucional y se aplicará también a la construcción industrial a partir del 30 de abril de 2012. Una cubierta verde es una extensión sobre la cubierta de un edificio que se diseña, construye y mantiene de forma que en ella crezca la vegetación. Este tipo de cubiertas suele contar con un sistema de drenaje y una serie de filtros que se colocan sobre una membrana impermeable encima de la cubierta. Pero también existen otros métodos, tales como la colocación de bandejas de vegetación ya cultivadas o de las denominadas “alfombras de vegetación”.

En cualquier caso, las plantas que se colocan en la cubierta de los edificios suelen ser muy resistentes a las temperaturas extremas, ya que su función será absorber la radiación solar en verano y el frío en invierno, protegiendo así al edificio y ayudando a mantener una temperatura más estable durante todo el año. Además, las cubiertas verdes desempeñan un importante papel en la absorción del agua de lluvia, que de otra forma acaba erosionando las superficies e infiltrándose y contaminando las aguas potables. En el año 2004, la ciudad de Toronto encargó a la Universidad de Ryerson un estudio sobre los beneficios que conllevaría la implantación de cubiertas verdes a gran escala en toda la ciudad. Los resultados del estudio, denominado Beneficios y Costes Medioambientales de la Tecnología de Cubiertas Verdes,fueron muy positivos e indicaban que la ciudad se beneficiaría de importantes ahorros económicos, en especial en lo concerniente a la gestión de aguas de lluvia y reducción del efecto isla de calor, con su consiguiente ahorro energético en aire acondicionado. En el año 2005, el alcalde de la ciudad anunciaba públicamente que pretendía hacer de Toronto la ciudad líder en cubiertas verdes. Para ello implementó la Estrategia de Cubiertas Verdes, una serie de iniciativas que incluían la instalación de cubiertas verdes en edificios públicos, un programa piloto de ayudas y subvenciones, una serie de medidas para fomentar la instalación de cubiertas verdes y publicidad y formación sobre la materia. En mayo de 2009, el ayuntamiento adoptaba la Ley de Cubiertas Verdes, mediante la que exige y gestiona la construcción de cubiertas verdes en Toronto.

Algunos de los beneficios de la instalación de cubiertas verdes: Las cubiertas verdes aumentan la biodiversidad en áreas urbanas. Otro de los beneficios asociados con la instalación de este tipo de cubiertas vegetales es la mejora de la gestión de aguas de lluvias: la vegetación de las cubiertas verdes absorbe el agua de lluvia y reduce enormemente su caudal, por lo que se logra una mejoría en la calidad de los recursos hídricos locales que suministran agua potable, que se utilizan para uso y disfrute de sus habitantes y que sirven de hábitat a fauna y flora silvestres. Además, la disminución del caudal de agua de lluvia logra ahorros en las medidas de control de la erosión que esta provoca. Mejora del efecto “isla de calor”: las cubiertas verdes también logran importantes ahorros en el consumo energético, ya que son un importante aislante del calor y disminuyen la necesidad de enfriar los edificios mediante aire acondicionado. La implantación a gran escala de cubiertas verdes implicaría una reducción de la temperatura ambiente en la ciudad de unos 0,5 a 2 grados centígrados. El gasto en energía disminuye así enormemente, en especial durante los picos de demanda. Por otro lado, la vegetación de las cubiertas lograría absorber gran cantidad de gases de efecto invernadero y otros contaminantes (03, S02, N02, C0, PM10), mejorando la calidad del aire en la ciudad.

En la actualidad la ciudad de Toronto cuenta con unas 135 cubiertas verdes, lo que supone más de 36.517m2 de superficie verde en su territorio gracias a los edificios de uso residencial, comercial e institucional.

Fuente

Fotografía de portada de Lenkin Design 

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.