Todos somos animales

Todos somos animales

- in Ecoturismo
2378
0
Los derechos de los animales deben extenderse por todas las sociedades

Desde 1998, todos los días 10 de diciembre los defensores de los derechos de los animales se reúnen en sus localidades durante lo que se ha convertido en un evento internacional.

En él, se encienden velas en reconocimiento de los beneficios que la Declaración de los Derechos Humanos ha supuesto para el bienestar de la humanidad y se exige que se amplíe la cobertura de estos para incluir a todos los seres con capacidad de sentir.

Cada año, en el mundo entero miles de millones de seres vivos sufren la crueldad premeditada del ser humano por meros intereses económicos. Sin embargo, los humanos y el resto de los animales no son tan distintos en sus sentimientos, deseos y emociones.

Año internacional por los derechos de los animales

Todos los animales (no solamente los humanos) merecen el derecho a no ser torturados y asesinados.

El 10 de diciembre de 2011 se celebró por decimocuarta vez el Día Internacional de los Derechos de los Animales, un evento promovido por la organización británica Uncaged en el que sus adeptos exigen el reconocimiento de los derechos de todos los seres vivos con sentimientos para disfrutar de una vida natural en libertad.

El Día Mundial de los Derechos de los Animales (IARD por sus siglas en inglés) se instauró en el año 1998 para conmemorar a las víctimas que cada día mueren a manos del ser humano y que no cuentan con ningún derecho.

Asimismo, en ese día los defensores de los derechos de los animales exigen que se reconozca la Declaración Universal de los Derechos Animales (UDAR). La finalidad de esta campaña histórica es persuadir a la humanidad de que la compasión y el respeto se deben mostrar a todos los seres con sentimientos, no solamente a los seres humanos.

“Ciertas emociones y facultades tales como el amor, la memoria, la curiosidad y el razonamiento pueden encontrarse bien desarrolladas en los animales.” Charles Darwin.

Charles Darwin descubrió, allá por 1860, que todos los seres vivos estamos relacionados mediante la evolución, que los seres humanos somos animales. Sin embargo, parece que aún no hemos asumido las implicaciones morales de estos descubrimientos.

Porque, si estamos relacionados mediante la evolución, ¿no deberíamos estar relacionados también en el plano ético?

Quien no respeta a un animal no respeta a sus semejantes

La Declaración Universal de los Derechos de los Animales, que asume que los animales tienen derecho a vivir sin sufrir dolor, explotación y muerte a manos de los seres humanos, ya ha sido firmada por organizaciones que representan a cientos de miles de personas en Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Bulgaria, Canadá, Chile, Croacia, Chipre, EEUU, Eslovenia, España, Filipinas, Francia, Hong Kong, India, Italia, Israel, México, Luxemburgo, Nueva Zelanda, Nigeria, los Países Bajos, Polonia, el Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Suecia y Suiza.

Sin lugar a dudas, las acciones que los activistas del mundo entero llevan a cabo para luchar por los derechos fundamentales de los animales han abierto el camino hacia un debate público y político más extenso sobre el tema. Un ejemplo de los logros de esta lucha es que, en algunos lugares tales como Nueva Zelanda, ya se están tomando medidas y abriendo procedimientos legislativos para establecer los derechos de los grandes simios.

Sobre los derechos de los grandes simios en Nueva Zelanda.

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.