Tender la ropa al sol , un gesto ecológico

Tender la ropa al sol , un gesto ecológico

- in Noticias
2863
0

En algunos lugares, la práctica de tender la ropa está prohibida y la ropa colgada de las ventanas o balcones resulta una visión insoportable para el vecindario, que se encarga de ponerle vetos para eliminarla.

Blogueros, activistas de la protección medioambiental y protectores de las tradiciones están aliándose para defender su derecho a secar la ropa al aire libre. Durante los años 50, a medida que los hogares norteamericanos ganaban poder económico, se llevó a cabo una importante campaña publicitaria mediante la que se pretendía hacer creer al consumidor que todo lo eléctrico era mejor. Llenar el hogar de electrodomésticos facilitaba las tareas y dotaba de más tiempo libre y más calidad de vida al usuario. Sesenta años después de un consumo frenético de electricidad, el norteamericano se está dando cuenta del coste económico y ecológico de esta elección. A medida que el ciudadano busca nuevas formas de disminuir su consumo energético, los tendederos de la ropa surgen como una alternativa al gran consumidor de electricidad que es la secadora. Esta reaparición de las sábanas al aire en el paisaje no está siendo bien vista en algunos lugares: algunos municipios y comunidades enteras de EEUU prohíben el uso de tenderetes en el exterior por motivos estéticos y de devaluación del inmueble. El movimiento “el derecho a secar la ropa” (right to dry) es un llamamiento a la población para que asuma esta forma tradicional de secar la ropa como parte de las medidas de ahorro energético y de lucha contra el cambio climático. Proyect Laundry List es una organización cuyo objetivo es volver a hacer de la colada con agua fría y del secado al aire libre una actividad aceptable y deseable desde el punto de vista del ahorro energético.

Para ello, se basa en los principios de que no basta con definir un problema, sino que también hay que ofrecer soluciones; el sol es el reactor de energía nuclear más eficaz y deberíamos hacer uso de él para aportar múltiples soluciones; además, todos los ciudadanos deberían contar con el derecho de colgar su ropa para secarla. Las campañas que lleva a cabo esta organización han contado con gran resonancia en la prensa norteamericana. En EEUU, 2008 implicó un importante paso adelante, ya que se levantó la prohibición de tender la ropa al aire libre en Colorado. En el año 2009, la legislación sobre los tendederos al aire libre está siendo debatida en diversos estados, entre los que se incluyen Connecticut, Hawaii, Maryland, Maine, New Hampshire, Nebraska, Oregón, Virginia y Vermont. Por otro lado, el documental “secar la ropa por la libertad” (drying for freedom), dirigido por Steven Lake y que se estrenará en 2010, se propone mostrar que la opción más natural para secar la ropa, colgarla al aire libre, no solamente es mejor para el medioambiente, sino también para el bolsillo de los ciudadanos: aproximadamente el 6% de la factura eléctrica de un hogar norteamericano se debe al secado eléctrico de la ropa, lo que implica unos 5.000 millones de dólares en todo EEUU. En la actualidad, más de 50 millones de hogares de toda Norteamérica tienen prohibida esta actividad.

 

Project Laundry

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.