reciclaje

reciclaje

Gallinas municipales contra los residuos
Los residuos domésticos son un auténtico problema tanto para los municipios como para el medioambiente. Los costes de recogida y tratamiento son cada vez más elevados y suponen una carga más para el contribuyente, con el inconveniente añadido de que su tratamiento no es siempre el más adecuado. La solución más habitual es desechar estos residuos en vertederos y proceder a su incineración, un método de enorme impacto que emite enormes cantidades de gases contaminantes a la atmósfera, contamina las aguas subterráneas y ni siquiera utiliza el calor generado en la quema para producir energía. Por otro lado, si estos residuos se utilizaran para producir energía, tal y como vienen haciendo algunos países, desde el punto de vista medioambiental se obtendrían peores resultados que en las centrales eléctricas o de gas natural debido a que las incineradoras emiten un 33% más de gas de efecto invernadero, además de los peligrosos residuos de la combustión como son los metales pesados o las dioxinas. El reciclaje, una solución aparentemente ideal, requiere una costosa infraestructura para resultar eficiente. Por ello, la mejor solución es producir la menor cantidad de residuos posible, compostando los orgánicos siempre que se pueda y tratando de comprar aquellos productos cuyo embalaje sea mínimo o inexistente. Otra solución, y esta es novedosa por lo original, es la que han adoptado en el municipio francés de Pincé, cerca de la cuidad de Le Mans: los responsables políticos ofrecerán dos gallinas a quienes lo soliciten para minimizar la generación de residuos domésticos. ...
0