deslocalización

deslocalización

Hay vida después de la deslocalización
¿Quién no tiene un pantalón vaquero en el armario? Seguramente la mayoría de nosotros tendrá más de uno. Desde bebés con petos de granjero americano hasta abuelos con cazadoras vaqueras, todos nos hemos acostumbrado a esta cómoda y polivalente prenda de vestir. Sin embargo, la información que nos llega sobre la producción de este tejido al otro lado del mundo no son nada positivas: condiciones laborales de esclavitud, utilización de productos perjudiciales para nuestra piel y vertidos tóxicos que envenenan el medioambiente… Por estos motivos, cada vez es mayor el número de personas preocupadas por la proveniencia de sus prendas que están dispuestas a invertir un poco más de dinero por un producto de calidad que apoye a su comunidad. ...
0