Suiza, productores ecológicos tiran la toalla

Suiza, productores ecológicos tiran la toalla

- in Noticias
1655
0

La demanda de productos ecológicos en Suiza nunca fue tan elevada, la oferta apenas consigue cubrirla. Sin embargo, las numerosas obligaciones que deben cumplir los productores ecológicos para conservar su estricta certificación, han llevado a unas 700 explotaciones a abandonar la agricultura ecológica desde 2004.

Los suizos adoran los productos ecológicos. En los establecimientos, son numerosos los que se decantan por adquirir productos certificados que garanticen una producción respetuosa con el medioambiente, su comercio justo o el respeto por los animales. Las ventas de este sector aumentaron en 2008 un 11% con respecto al año anterior. Sin embargo, los productores no siguen esta tendencia al alza para seguir fabricando productos ecológicos e incluso cada vez son más los que deciden abandonarla. Los resultados aún parciales de un estudio comparativo que está llevando a cabo la organización BioSuisse (asociación de productores ecológicos suizos) confirman una tendencia que se venía observando en el sector.

Según el estudio, en el que se entrevistó a 419 agricultores ecológicos, un 15% declara que está planteándose muy seriamente abandonar la producción ecológica. En los últimos tres años, el número de agricultores ecológicos certificados disminuyó considerablemente en el país alpino. La responsable de comunicación de BioSuisse explica: “Estamos muy preocupados por este retroceso. No llegamos a comprender sus causas”. Desde la organización se espera que la encuesta llegue a su fin para extraer las conclusiones definitivas y buscar soluciones. Desde 2004, casi 700 granjas ecológicas han abandonado la producción ecológica en Suiza, lo que hizo descender su número de 6.320 a 5.625 en 2008. Todo apunta a que la causa de este abandono por parte de los productores pueden ser los estrictos requisitos que deben cumplir para obtener la correspondiente acreditación. La certificación ecológica suiza exige, por ejemplo, que toda la producción agrícola sea ecológica.

Un agricultor y ganadero no podrá cultivar un campo de forma ecológica y no suministrar a sus animales alimentos que no lo sean. En otros países está permitida la producción “ecosectorial”, es decir, se puede combinar el cultivo convencional de algunos productos con cultivos ecológicos en la misma explotación. Según afirma la asociación BioSuisse, “la producción ecológica es una filosofía. Todo debe reutilizarse como en un ciclo natural”.

Fuente

0 Comments

  1. el error es creer que para producir BIO debe llevar certificación. Hay que seguir ese tipo de cultivos sin esperar más rendimiento económico . es una obligación moral, la de proteger la naturaleza. el dinero no se come

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.