Sostenibilidad empresarial: un largo camino de beneficios

Sostenibilidad empresarial: un largo camino de beneficios

- in Noticias
1335
0

Según un estudio publicado por la consultoría internacional A.T. Kearney esta semana, las empresas que más beneficios están registrando son aquellas que cuentan con una trayectoria de innovaciones ecológicas, y aquellas que continúen invirtiendo de forma significativa en este sentido continuarán prosperando tanto en términos de negocio como en cuanto a la percepción que el público tiene de ellos. En los últimos años, las noticias provenientes de los medios sobre la escasez de los recursos naturales, los debates sobre el cambio climático, los cambios que sufre la demanda de los consumidores, etc., han llevado a las empresas a plantearse el reto de la sostenibilidad. Algunas reaccionan ajustando sus estrategias corporativas para mantener los recursos humanos y naturales con que cuentan y lograr así resultados positivos tanto en el presente como a largo plazo. Sus iniciativas suelen suponer una inversión que reportará beneficios suculentos, aunque no a corto plazo. Estas transformaciones no suelen suponer un gran costo (en su mayoría se trata de inversiones para lograr mayor eficiencia energética) y a menudo resultan en mayores cifras de negocio a través de la venta de productos y servicios “verdes”. Otras empresas ven la sostenibilidad como una oportunidad para mejorar su reputación y realizan pequeños esfuerzos como aumentar el peso de su política medioambiental o reconvertir iniciativas ya existentes en iniciativas hacia la sostenibilidad. Estos esfuerzos suelen acabarse en el momento en que se publica un informe sobre su sostenibilidad o se gana un premio sobre responsabilidad social corporativa.

Ahora bien, debido a la actual crisis económica y a medida que las empresas llevan a cabo sus recortes de costes para hacerle frente, reina la tendencia de abandonar antiguos proyectos de innovación y mejora en materia de sostenibilidad. Sin embargo, según un nuevo estudio de A.T. Kearney, merece la pena pensárselo dos veces antes de dejar de lado estas inversiones, ya que son las empresas con un compromiso corporativo de prácticas sostenibles las que están alcanzando mayores rendimientos. El estudio, del que fueron objeto 99 empresas del Dow Jones Sustainability Index y la, Goldman Sachs SUSTAIN focus list , se llevó a cabo en noviembre del año pasado y rastreaba el valor de las acciones durante periodos de tres y seis meses. Los resultados: las empresas consideradas “sostenibles” no solamente no perdían valor en bolsa, sino que su diferencial de rendimiento era superior en un 10 por ciento tras tres meses de estudio y en un 15 por ciento tras seis meses. “Este diferencial se traduce en una media de 650 millones de dólares en capitalización del mercado por empresa”, afirma el informe.

El informe insiste en la diferenciación entre las empresas que realizan esfuerzos por la sostenibilidad y las empresas que solamente desean mejorar su imagen de cara al consumidor y recuerda la necesidad para la empresa de invertir en el futuro, no para lograr objetivos a corto plazo. Como ejemplo, el informe expone el caso de una empresa de alimentos envasados que se encuentra tanto en el Dow Jones Sustainability Index como en la Goldman Sachs SUSTAIN focus list. Dicha empresa comenzó a invertir en sostenibilidad hace más de una década, convencida de que estaba creando valor de cara no solamente a los accionistas, sino a toda la sociedad. De esta forma, ha implantado prácticas más sostenibles en todos los eslabones de la cadena de valor reduciendo tanto su huella ecológica como sus costes internos, y logrando cada año unos resultados sólidos. Desde el año 1998, esta empresa ha aumentado su producción en un 76%, reduciendo sin embargo sus emisiones de gas de efecto invernadero en 16%, su consumo energético en un 3% y su consumo de agua en un 28%.

La implantación de medidas para lograr una mayor eficiencia energética ha ahorrado a la empresa unos 30 millones de dólares en 2007 y la optimización del volumen de envase ha supuesto para la empresa un ahorro de más de 500 millones de dólares en los últimos 16 años. Las innovaciones verdes tales como la reducción de desechos y emisiones, la utilización de fuentes de energía alternativas y la producción de materiales naturales se han convertido en una obligación de cara al público en los últimos años. Sin embargo, son las empresas con un largo historial en innovaciones verdes las que están disfrutando de mayores beneficios y las que gozan de un futuro más prometedor.

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.