Soberanía alimentaria Vs Fracking

Soberanía alimentaria Vs Fracking

- in Ecoturismo
1904
0
La amenaza del fracking requiere lucha y tesón

La soberanía alimentaria es la posibilidad de alimentarse con productos autóctonos y no necesitar importarlos de la otra parte del mundo y la facultad de cada pueblo de definir sus métodos agrarios y alimentarios. La soberanía alimentaria requiere el mantenimiento de la biodiversidad agrícola y la recuperación de aquellas especies que, debido a la erosión expandida por la agricultura intensiva y el comercio a gran escala, han ido desapareciendo de los mercados. Para recuperar los hábitos saludables en lo referente a la alimentación y un saber hacer tradicional es necesario defender una cultura y una forma de vida que la globalización tiende a eliminar. La defensa del territorio debe ser la primera premisa para recuperar una identidad enlazada directamente a la tierra. El fracking, o la técnica de extracción de gas de roca o esquisto mediante fracturación hidraúlica, es nefasta para el medio ambiente y una verdadera catástrofe para el territorio y las aguas. Decir no y lograr frenar esta fiebre que sólo busca beneficios económicos para unos cuantos será un enorme éxito que beneficiará a varias generaciones y contribuirá a preservar la tierra que proporcione los alimentos necesarios para sus gentes.

Soberanía alimentaria vs fracking

Los recursos naturales están desde hace tiempo en el punto de mira de los especuladores financieros. El gas de roca o esquisto aparece como el salvador, el combustible que nos independizará de la tiranía del petróleo y reducirá los gastos de producción y la factura energética de los hogares. Así lo presentan quienes desean explotar los yacimientos subterráneos que, según los ingenieros, existen en varias zonas de la península ibérica. El problema de este método, la fracturación hidraúlica o “fracking”, es su gran poder destructivo y contaminante. Además de todo el desequilibrio que provocaría en los montes y sierras, este sistema utiliza numerosos productos químicos que se filtran en el agua subterránea contaminándola.

El fracking es una amenaza directa a la soberanía alimentaria, un enorme peligro para los recursos naturales de la zona y una huida hacia delante que no nos lleva a ningún lugar ya que significa fomentar la supremacía de los combustibles fósiles. Además, la huella ecológica del gas extraído mediante fracking es practicamente igual o mayor que la del denostado carbón.

Del 14 al 16 de febrero, con motivo de la IV Trobada per la Terra, la Plataforma Anti Fracking de las Comarcas de Castellón (PAF), junto a la Plataforma por la Soberanía Alimentaria del País Valenciá, se unirán en Vilanova d’Alcolea, Castellón, para hacer frente común ante esta amenaza. Se organizarán espacios de formación y debate con el objetivo de llevar a cabo una acción conjunta y reforzar la red.

¿Qué es la Plataforma para la Soberanía Alimentaria de los Pueblos del País Valenciá?

La plataforma reune a productores, consumidores, iniciativas, organizaciones y colectivos que trabajan para la Soberanía Alimentaria en el País Valenciá. Sus objetivos son los de comformar un movimiento aglutinador que pueda generar una amplia movilización social mediante un proceso de fortalecimiento y articulación de las diferentes experiencias existentes. La plataforma exige el derecho a producir alimentos y a elegir el método de producción. Todos los pueblos tienen derecho a una alimentación sana, nutritivam ecológica y culturalmente apropiada.

Contra el fracking y por la soberanía alimentaria. Participa. Formulario de inscripción

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.