Skinny Bitch: pijas y veganas

Skinny Bitch: pijas y veganas

- in Permacultura
2298
0
Skinny Bitch, guapas y veganas es una guía para mujeres qeu quieren comer decentemente y evitar la comida basura
Para aquellas mujeres que están intentando perder esos kilos de más, en especial en esta época de propósitos para el curso que entra, el libro Skinny Bitch muestra cómo una dieta vegana puede ayudar a evitar la tortura que suponen los estrictos regímenes alimentarios, las obsesivas visitas al gimnasio y el desesperante control de las calorías ingeridas.

Nuestra sociedad está obsesionada con la comida. Disfrutamos saliendo a cenar, las familias y los grupos de amigos se reúnen en las ocasiones especiales alrededor de una mesa, hablamos constantemente de comidas, nos relamemos cuando leemos una receta de cocina y los programas de cocina disfrutan de grandes audiencias… ¿Es sana esta pasión por la comida? Según el bestseller Skinny Bitch, el problema no es esta devoción por la gastronomía, sino la forma que tenemos de alimentarnos.

Skinny Bitch, publicado en 2005 en EEUU, es un libro políticamente incorrecto, profano, apasionado defensor de los derechos de los animales y radicalmente vegano que acusa a los norteamericanos de su profunda ignorancia a la hora de alimentarse e informa al lector sobre qué son en realidad los alimentos que consideramos normales, qué es lo que nos estamos llevando a la boca, y cuáles son las alternativas saludables.

Esta guía sobre cómo adelgazar alimentándote de forma correcta pronto se convirtió en un bestseller. Rory Freedman, antigua agente de una agencia de modelos, y Kim Barnouin, antigua modelo con un máster en nutrición holística, son las dos autoras de la guía Skinny Bitch. Cuando decidieron escribir el libro, lo último que tenían en mente era crear una guía para adelgazar rápidamente: querían que la gente reflexionara, que comprendiera la crueldad de la industria alimentaria con los animales, que aprendiera a averiguar el verdadero contenido de los alimentos que tomamos a diario y a rechazar lo que no le conviene a su organismo.

“No nos extraña que los estadounidenses suframos obesidad”, dicen las autoras. “La carne está llena de pesticidas, hormonas, esteroides y antibióticos. Piensa en la enfermedad de las vacas locas, la gripe aviar, la salmonella, e.coli, triquinosis, mercurio… Científicos de Harvard, Yale, Penn State y el Instituto Nacional de Salud han estudiado los efectos del consumo de productos lácteos sobre los huesos. Ninguno de estos estudios identificó los productos lácteos como solución a la osteoporosis, todo lo contrario: un estudio financiado por el Consejo Nacional de Productos Lácteos revelaba que el alto contenido proteico de la leche hace que el calcio sea expulsado del organismo.

Estos descubrimientos coinciden con muchos otros que acusan a la leche no solamente de provocar osteoporosis, sino también acné, anemia, ansiedad, síndrome de falta de atención (TDAH), alergias, asma, obesidad, enfermedades cardíacas, diabetes, autismo y multitud de tipos de cáncer. Al igual que la leche humana es para los bebés humanos, la leche de vaca es para los bebés de vaca. Somos la única especie del planeta que se bebe la leche de otra especie. También somos la única especie que bebe leche en la edad adulta. La industria de los productos lácteos nos ha tenido totalmente engañados con sus cientos de millones de dólares invertidos en publicidad, y ahora estamos enganchados a sus productos, que nos provocan enfermedades”.

Las autoras de Skinny Bitch revelan de forma directa y sin morderse la lengua la realidad de nuestra dieta cotidiana y nos informan de cómo sustituir las porquerías que nos llevamos a la boca por unas deliciosas alternativas veganas que, además, nos harán perder esos kilos de más.

Skinny Bitch es una guía para las mujeres que quieren dejar de comer basura y comenzar a mejorar su aspecto. Desde una perspectiva guerrillera, las autoras se apoyan en datos científicos sobre los alimentos que ingerimos para demostrar cómo el lobby de la industria alimentaria y su poderosa estrategia de marketing nos han hecho alcanzar tal nivel de ignorancia sobre la salud y la nutrición que dietas absolutamente malsanas logran un éxito fulminante en la sociedad.

El libro demuestra de forma inteligente que una alimentación sana logra el equilibrio físico de forma natural. Siguiendo el éxito de su primer libro, las autoras publicaron en 2007 su libro de recetas veganas “Skinny Bitch in the Kitch”, al que posteriormente siguieron nuevas entregas de su serie sobre nutrición inteligente. Skinny Bitch es un método de éxito que, basándose en datos científicos sobre nutrición, entierra el tópico de que el veganismo es cuestión de hippies e iluminados.

Más información

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.