Si lo tiras al suelo, lo tiras al mar

Si lo tiras al suelo, lo tiras al mar

- in Permacultura
1924
0
la inmensa mayoría de los plásticos que utilizamos acaba en el mar

El agua ocupa el 70% de la superficie de nuestro planeta. Sin ella no podríamos vivir sobre la Tierra y, sin embargo, los ecosistemas marinos se encuentran tan maltratados que corren un grave peligro. La sobrepesca, la contaminación, la exterminación de los grandes depredadores y la consiguiente invasión de las especies de que estos se alimentan, como las medusas, son solamente algunos de los factores que están haciendo de nuestros mares un lugar inhabitable. El hombre, cegado por su ambición y el desconocimiento del medio que le rodea, no se da cuenta de que cuidar de las aguas equivale a luchar por su propia supervivencia. Son muchas las voces que llaman a la reflexión sobre la alarmante situación de nuestros mares y que exigen una toma de conciencia de ciudadanos y responsables políticos. La decimonovena edición de Iniciativas Oceánicas, promovida por la organización sin ánimo de lucro Surfrider, es una operación internacional de limpieza de playas llevada a cabo por iniciativas particulares y voluntarios. El evento tendrá lugar entre los días 20 y 23 de marzo 2014, coincidiendo con el primer fin de semana de la primavera. Después de todo un invierno durante el que no se han llevado a cabo tareas de limpieza, las playas presentarán su aspecto más degradado, lo que puede ser una eficaz herramienta de concienciación.
Surfrider Foundation es una organización sin ánimo de lucro con sede en Biarritz (Francia) cuyo objetivo es la protección medioambiental y la formación en desarrollo sostenible. La organización, que funciona como paraguas de diversas asociaciones regionales y representaciones locales del mundo entero, se creó a raíz del movimiento de defensa de los océanos surgido en California en 1984, cuando un grupo de surfistas de las playas de Malibú decidió aunar fuerzas para proteger el entorno que tanto amaba. Desde entonces, la organización no ha parado de crecer y hoy es una comunidad que se encuentra presente en todos los continentes.

En el marco de sus actividades de concienciación de la ciudadanía, Surfrider vuelve a organizar este año su evento Iniciativas Oceánicas. Bajo el lema “si lo tiras al suelo, lo tiras al mar”, la organización ha llevado a cabo las tareas de fomento y coordinación de aquellas iniciativas que, con el objeto de mejorar el estado de los océanos, se centren en recoger los residuos de las playas del mundo entero. Sin embargo, Surfrider invita a la organización de cualquier actividad que tenga que ver con la limpieza de aguas en general para aquellas personas que no se encuentren cerca del litoral. Así por ejemplo, en Salamanca, este año se ha organizado una recogida de residuos en el río Tormes. Las personas interesadas en participar en el evento internacional podrán encontrar las iniciativas ya existentes en el mapa de la página web que recoge las actividades locales.

El evento internacional tendrá lugar entre los días 20 y 23 de marzo 2014 pero la fundación está abierta a colaborar con cualquier iniciativa que se organice en cualquier parte del mundo y en cualquier momento. La ONG, además de colaborar en las tareas de organización, aporta material formativo sobre el problema de los océanos y sus soluciones. “Tenemos que ser conscientes de que todo acaba en el mar. Botellas de plástico, bolsas, colillas, pelotas de tenis… acaban flotando y descomponiéndose en nuestras aguas”, nos cuentan desde la oficina de Surfrider en España, situada en San Sebastián. “Así que toda iniciativa que reduzca el consumo y desecho de plásticos, como el simple hecho de utilizar una cantimplora en las excursiones en lugar de llevar una botella de agua, es muy importante”.

Todos hemos visto imágenes de las enormes sopas tóxicas del océano y fotografías de cormoranes muertos cuyos estómagos se encontraban repletos de plástico. Pero el problema no es solamente que el ser humano haya creado un nuevo continente de plástico que se encuentra flotando en el Pacífico, ni que las aves, los peces y las tortugas estén muriendo debido a que ingieren residuos no biodegradables que les obstruyen el sistema digestivo y les asfixian. Además, existe un grave problema derivado de una de las características del plástico: su poder de atracción para todo tipo de bacterias.

“Una de las cosas que más nos llama la atención en las operaciones de limpieza es la enorme presencia de unas arandelas plásticas provenientes de las depuradoras. Se utilizan para limpiar las aguas de forma “biológica” porque este material funciona como un imán para todo tipo de bacterias, que quedan agarradas a él. Sin embargo, como son de pequeño tamaño, las arandelas acaban pasando por los filtros y flotando en las aguas del mar o siendo devueltas a las playas. En los últimos años las hemos encontrado en enormes cantidades en la fachada atlántica”. Si tenemos en cuenta que otra de las características del plástico es su capacidad de descomposición en pequeñas piezas que la fauna marina confunde con su alimento e ingiere, y si nos damos cuenta de que esos peces van a acabar entrando en nuestra cadena alimentaria, veremos que es inevitable que las bacterias acaben formando parte de nuestro propio organismo. Estos datos deberían ser suficientes para darnos a entender que el problema que vive el océano lo sufrimos también en nuestro propio organismo.

El año pasado la campaña Iniciativas Oceánicas de Surfrider logró reunir a 47.000 voluntarios del mundo entero, que recogieron casi 2.100 m3 de residuos, suficiente para llenar una piscina olímpica. Estos residuos están formados en un 80% por plásticos, aunque también es importante la presencia de materiales de pesca que han quedado a la deriva. “Nos llama la atención la enorme presencia de bastoncillos de los oídos, que seguramente aparecen en el mar porque sus usuarios, al no ser conscientes del problema, los tiran al retrete. Después, las depuradoras no son capaces de filtrarlos y acaban flotando en los mares.” Para quienes quieran saber más sobre los residuos que se encuentran en las diferentes acciones de limpieza pero no tengan oportunidad de unirse a ellas, este año los voluntarios podrán ir subiendo a Instagram fotografías a medida que avanzan con su tarea.

En la actualidad Surfrider está desarrollando un sistema de seguimiento mediante el que podrá identificar la proveniencia de los residuos que acaban en el mar.

Más información

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.