Semillas código abierto contra especulación

Semillas código abierto contra especulación

- in Permacultura
2093
0
Las semillas son la base de la agricultura

Las multinacionales agroalimentarias son insaciables. Si a lo largo de su historia sus “logros” no han sido despreciables desde el punto de vista económico; si han inundado de química infinitas extensiones de tierras de cultivo, si han arruinado a miles y miles de pequeños agricultores que no han podido seguir el ritmo que impone su voracidad química, no quiere decir que se conformen con ello. Ahora, después de presionar a la Comunidad Europea para lograr que las leyes se adapten a sus negocios (OGM), quieren patentar plantas, quieren apoderarse de las semillas de forma exclusiva y asegurarse su “propiedad”.

Por un libre intercambio de semillas
Las actividades de los gigantes de la agro alimentación están plagadas de polémicas de todo tipo, sin embargo, el acaparamiento de seres vivos, el querer adueñarse de las semillas de cultivo básico va más allá y supone una verdadera injusticia además de un atentado contra la biodiversidad.

Para evitar que una gran cantidad de semillas de plantas de cultivo pasen a ser propiedad privada,  en 2001 nació la iniciativa “Open Source Seed Initiative” (Iniciativa semillas libres o de código abierto). Esta inicitiva trata de que cada agricultor pueda conservar sus semillas y cultivar las especies que crea convenientes sin tener que pagar a la industria agroquímica. Desde siempre, los agricultores han intercambiado sus semillas, sin embargo actualmente es una actividad prácticamente delictiva que la Open Source Seed Initiative quiere restituir y llevar a la normalidad.

El caballo de batalla de la iniciativa es la propiedad intelectual, el debate principal las patentes de organismos vivos como las frutas, las verduras, las flores, animales etc.

Según comenta Irwin Goldman, agricultor y profesor, “estas verduras son parte de nuestra herencia cultural colectiva y nuestro objetivo es garantizar que sean públicas de forma que cualquiera pueda servirse de ellas en el futuro

La organización ha reunido actualmente 29 variedades de 14 diferentes vegetales comunmente cultivados. Quien utilice estas semilas se compromete no restringir el uso de las mismas a nadie que desee sembrarlas. De esta forma se prentende conservar la biodiversidad de los cultivos y fomentar una agricultura más justa en todo el mundo.

La Unión Europea registró un catálogo común de especies y variedades y, en teoría, los agricultores no pueden intercambiar ni vender semillas que no formen parte de dicho catálogo. Las semillas catalogadas deben estar “protegidas” por un certificado de obtención vegetal (COV). Este régimen permite que las grandes multinacionales se hagan con los derechos para toda la Comunidad Europea de ciertas semillas. El agricultor que desee plantar cualquier variedad “patentada” previamente, se tendrá que poner en contacto con el propietario y obtener su permiso (previo abono de la cantidad requerida).  Se trata pues de la puesta en marcha de unas leyes y normas que, como ocurre casi siempre, se crean para beneficiar a quienes tienen el poder económico (trabajo que realizan los lobbies o grupos de presión).

 

Open Source Seed Initiative

 

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.