Salvar los océanos, ganar futuro

Salvar los océanos, ganar futuro

- in Permacultura
3348
0
Es necesario conservar los océanos
Si el estado del aire que respiramos deja mucho que desear en cuanto a su calidad, el agua de los océanos está corriendo una suerte similar. Además de la contaminación debida a los plásticos, productos químicos y demás alteraciones debidas al cambio climático, la pesca industrial está acabando con la biodiversidad marina y poniendo en serio peligro la supervivencia de muchas especies. El 32% de los stocks de todo el mundo están sobreexplotados y el futuro de muchas especies está cada día más difícil. Recientemente el Parlamento Europeo ha dado un paso atrás en este sentido al desestimar la petición por parte de asociaciones ecologistas de prohibir la pesca de arrastre, principal causante de la destrucción de las reservas marinas.

La sobrepesca esquilma los océanos

La pesca de arrastre y el uso de redes de amarre en el fondo de los océanos son los dos métodos de pesca más destructores de la pesca de profundidad. Estos métodos erosionan el suelo marino, dañan a los corales, a las esponjas marinas y los hábitats de los peces más jóvenes. El Parlamento Europeo se reunió recientemente para votar si se prohibían dichos métodos de pesca o no. Finalmente, por un corto márgen de votos en contra de la prohibición, se seguirán degradando los fondos de los océanos. No cabe duda de que la propuesta de prohibir estos dos métodos de pesca generó una enérgica respuesta por parte de los grupos de presión que al final resultó ser definitiva.

Desde el pasado mes de noviembre, los defensores de los océanos habían logrado un principio de acuerdo con los europarlamentarios para la elaborar un nuevo reglamento de pesca que garantizara la conservación de la biodiversidad y esperaban lograr el respaldo político para llevarlo a cabo. Finalmente, como desgraciadamente viene ocurriendo en tantos y tantos casos, los intereses económicos logran imponer sus leyes.

Los lobbies ganan la batalla el parlamento europeo, la pesca de arrastre no se prohíbe

Según Claire Nouvian, portavoz de Bloom, una de las asociaciones que exigían la prohibición de estos devastadores métodos de pesca, “ es un día histórico que celebra el triunfo de los lobbies más empedernidos de la industria y de la fabricación de una mentira de Estado. Demos las gracias en primer lugar al gobierno de Francois Hollande y a los socialistas del Parlamento Europeo por haber mantenido una posición indefendible que ha conseguido desacreditar al poder vigente.”

Los votos de los parlamentarios socialistas se unieron a los de los populares para frenar el desarrollo de un nuevo reglamento de pesca europeo que pretendía mejorar el estado de los océanos suprimiendo a uno de sus mayores enemigos.

Para ayudar a los consumidores a la hora de elegir un pescado en el mercado, la ONG SeaWeb Europe y la Fundación Goodplanet han creado una aplicación gratuita llamada “Planet Ocean”. La aplicación, disponible para iPhone y Android (de momento sólo en francés y en inglés), aporta información sobre el estado de las reservas de los pescados más consumidos (amenazados o gestionados de un modo sostenible) para que el consumidor actúe con conocimiento de causa. Elegir a la hora de consumir es una herramienta preciosa para el consumidor ya que le permite “presionar” para lograr objetivos comunes y aportar el grano de arena necesario para construir el mundo de otra forma.

SeaWeb también elaboró una “Guía de las especies para uso de profesionales” en la que se indica el estado de las reservas de cada especie y también se informa acerca de los métodos de pesca utilizados para su captura.

PlanetOcean

GoodPlanet en Youtube

Ministra Isabel García Tejerina: No permita que arrasen las profundidades marinas

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.