¿Sabes quién fabrica tu móvil? Seguro que no te gustaría saberlo

¿Sabes quién fabrica tu móvil? Seguro que no te gustaría saberlo

- in Noticias
1537
0
El móvil genera trabajo precario y condiciones infrahumanas

¿Quién no tiene un dispositivo de telefonía móvil hoy en día?

La tecnología es positiva para la sociedad siempre que su uso tenga un sentido y que se emplee para mejorar las condiciones de vida de los seres humanos.

Desgraciadamente, y comenzando por su fabricación, la tecnología deja mucho que desear en lo concerniente a las condiciones laborales de los empleados.

Según afirma un directivo de la firma Apple, pese a que la compañía trata de mejorar la actual situación “la mayoría de usuarios se disgustaría si supiera de dónde viene su iPhone”.

 

El móvil genera trabajo infantil y explotación

El pasado 25 de enero el diario estadounidense New York Times publicaba un informe sobre el coste humano de la fabricación de iPhones.

La investigación se centraba una vez más en las penosas condiciones de trabajo de los empleados de la subcontrata de Apple en China.

Trabajo forzado, entorno laboral peligroso, disciplina más propia de cuarteles militares y jornadas laborales excesivas con horas extras obligatorias: la violación de los derechos laborales de los trabajadores en las subcontratas chinas de Apple son sistemáticas.

“Podemos o bien fabricar nuestros productos en fábricas confortables y seguras o reinventar el producto cada año y conseguir que sea mejor, más rápido y más barato, para lo que se requieren fábricas muy alejadas de los estándares estadounidenses. En estos momentos, nuestros clientes están más interesados en el Nuevo iPhone que en las condiciones laborales de China, comenta un actual ejecutivo de Apple.

El pasado mes de enero, Apple entró a formar parte de la asociación “Fair Labor Association” (FLA).

Ahora, el gigante tecnológico tiene dos años para adaptarse al código de conducta de esta organización estadounidense creada en 1998 para mejorar las condiciones de trabajo en la industria de la ropa, el calzado deportivo y en otros sectores en los que las universidades americanas mercantilizan el uso de sus logotipos.

La FLA ha integrado recientemente en su código de conducta un salario mínimo vital que, sin embargo, no tiene en cuenta a la familia del trabajador.

Además, la FLA no colabora lo suficiente con las organizaciones de trabajadores, principales agentes en lo referente a la violación de los derechos laborales en las subcontratas de Apple.

Una vez afiliada a la FLA, Apple tuvo que publicar la lista de sus proveedores en la que, sin embargo, solamente figuraban el nombre de los proveedores de “primera línea”´, tales como Samsung Electronics Co. y Sony Corporation, y en la que no se mencionan ni los lugares de producción ni los proveedores y subcontratas de los proveedores principales.

Otro de los requisitos obligatorios para la afiliación de Appel a la FLA era la aceptación de inspecciones sorpresa en las fábricas.

Pese a que últimamente los proveedores han sido objeto de varias auditorías, la situación no ha variado: “Hace cuatro años que conocemos los casos de abusos, y actualmente siguen ocurriendo”, comenta un directivo desde el anonimato. “

¿Por qué siguen ocurriendo estos abusos? Porque el sistema nos favorece.

Los proveedores no dudarían en llevar a cabo de inmediato todos los cambios que Apple les exigiera”.

Por muchas reglas que se introduzcan, estas no servirán de nada si no se proporcionan los medios necesarios para aplicarlas.
El problema es que se sigue presionando para aumentar los márgenes de beneficios, lo que obliga a los proveedores a disminuir la seguridad» , explica otro directivo relacionado con la política de responsabilidad social del grupo.
Otro directivo va un poco más lejos en su análisis: “Existe un compromiso real y auténtico con su código de conducta. Pero ir más allá y llevar a cabo esos cambios reales significaría entrar en conflicto con la cultura de negocio de la empresa. Por ello no podemos ir más lejos
Según Li Minggi, ex directivo de Foxconn (actualmente en pleito con la empresa a causa de su despido), uno de los mayores proveedores de Apple en China, comenta: “Apple sólo se preocupa de aumentar la calidad de sus productos y de la reducción de costes de producción. Nunca mostró interés por el bienestar de los trabajadores.
Una vez que el negocio concluye, Apple no presta ninguna atención a las condiciones de trabajo o a cualquier aspecto que no tenga que ver directamente con sus productos”.
Apple no es la única compañía de electrónica que lleva a cabo negocios con un dudoso sistema de aprovisionamiento. Otras compañías como Dell, Hewlett-Packard, I.B.M., Lenovo, Motorola, Nokia, Sony y Toshiba también han sido acusadas de servirse de proveedores cuyas prácticas laborales resultan indecentes.

Fuente Más información

Foto portada cortesía de Disinformation

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.