Ropa de Segunda Mano en Barcelona

Ropa de Segunda Mano en Barcelona

- in Ecoturismo
2123
0
Mercado de ropa de segunda mano en Gracia, mayo 2015

Eslow Market organiza una pop up store con una cuidada selección de ropa de segunda mano 22 y 23 de mayo en Gala Coworking (Gracia) Eslow Market, generador de proyectos vinculados a la moda sostenible, organiza una nueva pop up store en Barcelona, ésta vez con una cuidada selección de ropa de segunda mano.

 

El evento será los días 22 y 23 de mayo en el espacio Gala Coworking, en el barrio de Gracia, y se hace en colaboración con Humana, que dispone de tiendas de ropa «second hand». La ropa de segunda mano es una de las formas más sostenibles de vestir, puesto que alargar la vida de miles y miles de prendas ya producidas es la manera más lógica de no generar nueva ropa y evitar a la larga más residuos. Además, el consumismo de los últimos años nos ha llevado a descartar enseguida cantidades de ropa en buen estado, con lo que la ropa usada es una opción tan buena como la nueva. A un precio inferior, se pueden conseguir prendas únicas. Para esta pop up store, el equipo de Eslow se ha encargado de seleccionar las mejores Instagram prendas de estilo urban, chic y retro. Second Hand Eslow Market llega después del primer outlet de moda sostenible, que organizamos el pasado enero en Barcelona, con un gran éxito. El equipo de Eslow trabaja para acercar la moda sostenible a los ciudadanos, firmemente convencido de que el consumidor puede cambiar sus hábitos si encuentra espacios alternativos, donde pueda hacer unas compras más conscientes y responsables sin perder su estilo.

Información

Second Hand Eslow Market 22 de mayo (13:00-20:00h)/ 23 de mayo (11:00-21:00h) Gala Coworking Sant Gabriel, 22 Gracia (Barcelona)

Facebook  Twitter Instagram

 

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.