Responsabilidad Social Corporativa, la vía ética hacia la sostenibilidad

Responsabilidad Social Corporativa, la vía ética hacia la sostenibilidad

- in Noticias
1714
0

Del mismo modo que la sociedad cuenta con unos valores éticos que debe respetar, la empresa no debe centrarse exclusivamente en obtener beneficios económicos. Además de las ganancias, la empresa debe tener en cuenta una política ética que refleje una “buena ciudadanía” corporativa.

Esta es la base de la responsabilidad social corporativa (CSR), bajo cuya definición se engloban los valores de “verdad, honestidad, justicia y transparencia”. La ética desempeña un papel imprescindible en las relaciones comerciales entre la empresa y el consumidor: por un lado, la empresa, en especial la empresa de éxito, ejerce una considerable influencia sobre el consumidor y su comportamiento, por lo que es imprescindible que se ciña a unos valores que la van a llevar a trabajar de forma veraz, honesta, justa y transparente; por otro lado, el consumidor espera de la empresa que sea responsable y premia a aquellas cuyos esfuerzos sociales y ecológicos lo merecen mediante su elección al adquirir un producto o servicio. “si contribuyo con mi capital a tu empresa, tú tendrás que contribuir de alguna otra manera con mi mundo o con lo que es importante para mí. Según un estudio llevado a cabo por la consultora de marketing internacional MS&L , mediante el que se llevaron a cabo 6.000 encuestas en EEUU, Reino Unido, Francia, Italia, Suecia y China y cuya finalidad era definir algunos de los valores corporativos que los consumidores encuentran más importantes, así como los efectos que esta percepción tiene sobre el mantenimiento de un negocio a largo plazo, el consumidor no solamente conoce el concepto de los “valores corporativos” (el 72% de los encuestados norteamericanos opinó que las empresas deben tener valores, tal y como los tiene la sociedad), sino que lo exige (el 56% de los norteamericanos afirmaba que para ellos es imprescindible conocer los valores de la empresa con la que hacen negocios, y el 33% afirmaba que este dato tiene para ellos cierta importancia).

Cabe destacar que el éxito empresarial y la responsabilidad social corporativa no se excluyen . Según el estudio, la mayoría de los encuestados asociaban el concepto de empresa líder como “aquella que innova, es económicamente segura, ética y posee la mayor cuota de mercado”.

¿Cómo se aplica la ética a un negocio?

Un negocio ético debe no solamente comercializar un producto ético desde el punto de vista social y ecológico, sino implementar su estrategia desde el departamento de recursos humanos a lo largo de todas las funciones de la organización empresarial. La responsabilidad social corporativa (CSR) es un término que engloba la esencia de la ética en la política empresarial. La responsabilidad social corporativa debe promulgarse e implementarse desde el departamento de recursos humanos de la empresa y puede servir de paraguas para todas las funciones éticas de una organización empresarial, desde su estructura corporativa hasta su política de marketing; Aplicada a la estrategia de marketing, la ética repercute de forma positiva en la imagen y la reputación de la empresa y los productos y servicios que ofrece. El responsable de marketing de una empresa debe conocer los beneficios de llevar a cabo una política de empresa ética con respecto a la mala publicidad e imagen, los clientes insatisfechos, la falta de confianza y pérdida de negocio consecuencia de una política de marketing poco ética. Las organizaciones de protección al consumidor, las asociaciones de profesionales, los grupos de autorregulación existen para influenciar a las empresas hacia las prácticas de comercio ético.

El consumidor, por su parte, es quien escoge la empresa a la que va a apoyar adquiriendo sus productos. Según el informe MS&L, para la mayoría de los consumidores de EEUU, el Reino Unido, Suecia y Francia, la forma en que una empresa maneja la crisis es el indicador más claro de sus valores corporativos. Según el estudio, “las crisis son un momento decisivo para una empresa. Si es capaz de lidiarla de forma eficaz, una empresa puede ganar mucho prestigio.” Las empresas suelen reaccionar de dos formas en momentos de crisis: “o bien demuestran sus valores como organización y se apiñan con sus stakeholders (parte interesada, tales como los empleados), o bien empiezan a alienarlos”.

Más información

About the author

0 Comments

  1. Los valores de una empresa deben considerarse como parte de su identidad y patrimonio, y no como, muchas veces, un coste adicional o una estrategia de marketing.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.