Quiero mis ocho metros cuadrados

Quiero mis ocho metros cuadrados

- in Noticias
1684
0

En teoría, el espacio público pertenece a todos por igual. Sin embargo, en Bruselas, un 40% de los hogares no posee ningún automóvil y por tanto ocupa menos espacio en la vía pública que los automovilistas. Cada automóvil aparcado en la vía pública ocupa 8 m2. Este es el planteamiento de la asociación “Bral” (Brusselse Raad voor het Leefmilieu), en cuya lógica se inspiran para lanzar la campaña “8 m2 para cada uno”.

Con el eslogan “ocho metros cuadrados para cada uno”, la organización belga Bral inicia una campaña de reivindicación del uso por igual del espacio público. El proyecto tiene como objetivo incitar a los ciudadanos a proponer ideas de aprovechamiento de esos 8 m2 a los que, en teoría, tienen derecho. Los ciudadanos que habiten en la capital belga podrán exigir una tarjeta de residente que les permitirá, por un precio simbólico, utilizar 8m2 de espacio público en su barrio, el mismo espacio que se utiliza para aparcar un automóvil.

Según informa la organización, cuando un ciudadano reclamó la autorización para utilizar esos 8m2 de calle con el objetivo de instalar un aparcamiento para bicicletas (en 8m2 se pueden aparcar hasta 6), este le fue negado, explicándole que debía demostrar la utilidad pública de dicho proyecto. La asociación lamenta este hecho y pide igualdad de trato respecto a los automovilistas, cuyos automóviles tampoco son de interés público y, sin embargo, se pueden aparcar en la vía pública con la tarjeta de residente. Según Bral, todos los ciudadanos deben tener el mismo derecho a utilizar la vía pública. Además, el espacio público se podría utilizar de forma más agradable, logrando una ciudad más habitable, añadiendo superficie verde en lugar de automóviles. Además, para reducir el tráfico por el centro de las ciudades, es necesaria una política de estacionamiento que obligue al automovilista a meditar acerca de la necesidad de moverse por la ciudad con el automóvil particular. Aparte de reducir el número de plazas de aparcamiento, se deberían ofrecer alternativas de movilidad para que las ciudades pasen a ser espacios verdaderamente públicos en los que el ciudadano recupere su espacio y su aire.

Bral hace un llamamiento ciudadano para que se presenten proyectos durante la Semana de la Movilidad 2011 de Bruselas, para que se reclamen los 8m2 de espacio público en la calle, para que se instalen desde un jardín hasta una mesa de ping pong.

Fuente

bral

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.