¿Qué planea el nuevo gobierno francés en materia de ecología?

¿Qué planea el nuevo gobierno francés en materia de ecología?

- in Noticias
1687
0

Francia acaba de elegir nuevo Presidente de la República. Durante la campaña electoral se levantaron muchas voces acusando a todos los candidatos de dejar a un lado el debate sobre la crisis más grande que vive la humanidad actualmente: la crisis ecológica y de recursos. Los verdes franceses, según ellos en un ejercicio de “sentido común”, apoyaron al vencedor François Hollande, tras haber obtenido las suficientes garantías de que llevaría a cabo una política acorde con sus principios. Pero, ¿cuáles son los planes del nuevo gobierno en materia de ecología y desarrollo sostenible?La nueva responsable de Medioambiente, Desarrollo Sostenible y Energía en Francia, Marie-Hélène Aubert, quien trabajó junto al actual Presidente después de haber dejado el Partido Verde, explica los planes del próximo gobierno galo en una entrevista concedida al diario francés Le Monde.

La transición ecológica.
Nuestros modos de desarrollo y de consumo no son sostenibles debido al exceso de recursos naturales que precisan. Me refiero especialmente a las energías fósiles, que contribuyen al cambio climático. También generamos demasiados residuos mientras que nuestros recursos hídricos son frágiles, y tenemos la necesidad de conservarlos. El objetivo es definir un nuevo modelo de desarrollo ecológico que tenga en cuenta el aspecto social: hay que integrar el sobrecoste que producen las exigencias medioambientales en una política de redistribución en la que no se contradigan lo ecológico con lo social. No es una ruptura brutal que deba imponerse, todo lo contrario, es este un proceso democrático: tenemos que tomarnos el tiempo necesario para analizar todos los datos de que disponemos y debatir para conseguir elaborar una hoja de ruta adecuada. Este debe ser el mayor compromiso posible para esta transición. Balance actual Nuestra filosofía consiste en situar el diálogo medioambiental al mismo nivel que el diálogo social. Para ello reuniremos a todos los agentes regionales, quienes nos acercarán los problemas tal y como se perciben en la realidad. Es necesario que el debate traspase los salones ministeriales, buscando la especificidad y estableciendo unas prioridades. Prioridades El nuevo Presidente se ha propuesto el reto de la transición energética como prioritario. Se creará un comité nacional cuya independencia será incontestable. De momento se han fijado una serie de objetivos como la aplicación de normas energéticas a un millón de hogares, la sobriedad energética, desarrollo de las energías renovables etc. Vamos a instaurar un marco reglamentario estable, visible y estimulante para el conjunto de las energías renovables. Hay una gran cantidad de empleos en juego. Competencia china No crearemos una economía basada en las subvenciones: el sector de las renovables es autosuficiente y sólo necesita un apoyo puntual. Ciertos agentes industriales estiman que podrían ser competitivos y rentables hasta 2017. Francia posee los conocimientos necesarios y el gobierno incitará la investigación y la innovación. El sector solar no es sólo la fabricación de paneles. Urgencias La biodiversidad, el agua, la agricultura sostenible. Es necesario establecer un método de concertación que nos permita avanzar verdaderamente y salir de esa lógica del enfrentamiento entre ecologistas y agricultores. Hay que apoyarse en iniciativas locales para que evolucione la mentalidad del mundo rural. El mundo agrícola necesita un reconocimiento, muchos sectores están en crisis. Se está llevando a cabo una reforma de la PAC para que las prácticas agrícolas razonables sean recompensadas.
¿Cómo financiar la transición ecológica?
Existen numerosas posibilidades. La nueva reforma fiscal anunciada por el Presidente tendrá una importante vertiente ecológica con la instauración del “bonus malus”, del principio de “quien contamina paga”, y una reflexión sobre la evolución de la financiación de la protección social podría apoyarse en la creación de tasas sobre las diferentes fuentes de contaminación. Otra fuente de ingresos vendrá de la reducción progresiva de los nichos fiscales desfavorables al medioambiente. También proporcionará ingresos la subasta de las cuotas de CO2 en el mercado europeo a principios de 2013. Es importante pensar esta transición energética en el ámbito europeo y los fondos que se deberán movilizar a este nivel. Impuesto sobre el CO2 en las fronteras Europa debe protegerse contra el “dumping” social y medioambiental. No podemos tener un alto nivel de exigencias medioambientales y dejar las puertas abiertas a la producción de países que no respetan estas normas. Para que esta exigencia de reciprocidad sea aceptada, es necesario que los países ricos asuman también sus responsabilidades frente a los más pobres aumentando sus ayudas para colaborar y lograr modelos de desarrollo sostenible.

La federación para la defensa de la naturaleza y el medioambiente “France Nature Environement” propuso su “kit ecológico” para salir de la crisis. Entre otras propuestas, este “kit” contenía las siguientes: Creación de nuevos empleos sostenibles y no deslocalizables en la industria eólica y solar; desmantelamiento de las centrales nucleares en el mundo; aislamiento y bioconstrucción de edificios; reducción drástica de nuestras necesidades energéticas y, prioritariamente, de nuestra dependencia del petróleo; aumento del ciclo de vida de los aparatos; reducción de las subvenciones y exoneraciones fiscales concedidas en perjuicio de la biodiversidad y el medioambiente. France Nature Environement es una federación que reúne a más de 3.000 asociaciones para la defensa de la naturaleza y el medioambiente.

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.