¿Qué es la Huella Ecológica?

¿Qué es la Huella Ecológica?

- in Noticias
3919
0

La huella ecológica es una expresión que oímos todos los días. Cuando vamos a hacer la compra o al reservar un billete de avión aparece este indicador casi como una amenaza. ¿Sabemos lo que significa realmente? Es importante aclarar el concepto y tomar conciencia de la realidad ambiental en la que vivimos. Reducir la huella ecológica es algo imprescindible y todos estamos de algún modo implicados.

Cuando consumimos, sea lo que sea, desde comer un bocadillo hasta circular a toda velocidad por una autopista, estamos utilizando recursos naturales y generando residuos que van a parar a la naturaleza. Cada uno de nosotros ocupa un lugar en el medioambiente y la medida del impacto que esto supone para la naturaleza es la huella ecológica. Este concepto fue introducido por William Rees y Mathis Wackernagel, especialistas en planificación urbana. La huella ecológica como indicador no busca definir qué cantidad de personas pueden vivir en un espacio determinado, sino la cantidad de tierras productivas y de espacios marinos necesarios para que una población dada mantenga su nivel de vida.

Es decir, trata de reflejar el impacto de nuestro modo de vida sobre el planeta en términos de superficie utilizada. Mientras no extraigamos más de lo que el planeta puede darnos o absorber, todo irá bien. Por el contrario, si utilizamos más recursos naturales de los que la Tierra es capaz de regenerar, corremos el riesgo de provocar una catástrofe. La huella ecológica es un indicador útil para reflexionar acerca del desarrollo sostenible. El cálculo de la huella ecológica puede hacerse por países. Para ello, se suman la superficie dedicada a la explotación de los recursos de la tierra (agricultura, ganadería, pesca, extracción de petróleo, etc.), la superficie construida (hogares, actividades económicas, servicios, carreteras, etc.), la superficie de bosques necesaria para la absorción del CO2 emitido y la necesaria para el almacenamiento de residuos. Se divide el resultado de esta suma entre el número de habitantes del país en cuestión, y el resultado obtenido es la cantidad de tierra necesaria por habitante. Esta cifra se puede comparar de forma sencilla con la media mundial, con el consumo medio de los habitantes de los países ricos o los más pobres o incluso con el impacto total que el planeta puede asimilar.


Gracias a esta fórmula podemos extraer una serie de datos útiles, como los que se exponen a continuación: – El conjunto de tierras dedicadas a la explotación de los recursos agrícolas y espacios marinos productivos representa aproximadamente un cuarto de la superficie terrestre, es decir, unos 11.400 millones de hectáreas. Si dividimos esta cantidad entre el número de habitantes del planeta, obtenemos 1,9 hectáreas de tierra por persona. – Bélgica consume 6,5 hectáreas por habitante, mientras que en los Estados Unidos esta cifra alcanza las 9,6 hectáreas/habitante. En otras palabras, si todos los habitantes del planeta vivieran como un europeo medio, harían falta tres planetas, mientras que si el modo de vida imitado fuera el de un norteamericano medio, necesitaríamos cinco planetas para soportarlo. – Londres tiene una huella ecológica 125 veces más grande que su propia superficie de terreno y equivale a todas las tierras productivas de Gran Bretaña. – Los Países Bajos tienen una huella ecológica de cinco a siete veces más extensa que todas sus tierras productivas. – Todos los países industrializados tienen un déficit de huella ecológica, según concluía un estudio llevado a cabo en Inglaterra en 1993. – Un africano, al igual que un asiático, solamente utiliza 1,4 hectáreas. – La media mundial es de 2,3 hectáreas por persona, es decir, un 20% más de la capacidad biológica.

La huella ecológica ha registrado un considerable aumento en los últimos 40 años. – Al ritmo de crecimiento actual, en 2050 harán falta dos planetas para asegurar la supervivencia de todos los humanos.

«La huella ecológica es la superficie correspondiente de tierra de cultivo y de ecosistemas acuáticos necesarios para producir los recursos utilizados y para asimilar los residuos producidos por una población determinada con un nivel específico de vida material, independientemente del lugar donde se encuentre» William E. Rees, economista medioambiental, Profesor de la Universidad de la Columbia Británica de Vancouver, Canadá.

Más información

About the author

0 Comments

  1. angela campos cauich

    mil gracias esa era mi tarea gracias baby

  2. MUCHISIMAS GRACIAS ME AYUDARON MUCHO EN MI TAREA A UNAQUE NO ESTA TODO X COMPLETO XQ LE FALTO ALGO EXPLICAR YO DEFINIR SOBRE EL NOMBRE DEL ECOLOGO QUE PROPUSO LA HUELLA ECOLOGICA PERO GRACIAS!!

  3. muchisimas garacias por la tarea

  4. Gracias me sirbio mucho en mi trabajo escolar

  5. les quiero agradecer por que esta era mi tarea y me sacaron 10

  6. grasias el maestro nos pidio sacar informacion de la huella ecologica grasias

  7. grasias por su añuda pudimos hacerlo

  8. muchisiiiiiisimas gracias

  9. sayonara riofrio

    leí el contenido del proyecto y me parecio bueno para comenzar a despertar la conciencia de las personas. envíenme cualquier información gracias

  10. gracias por la tarea

  11. sssssssssssiiiiiiiiiiiiiii todos tienen rasonnnnnnnnnnnn

  12. ai a si me sirvio gracias

  13. menfis nefertari

    a mi me parese maravillosa

  14. Esta bien, debemos tomar conciencia todos de nosotros del daño que le hacemos al mundo, cuidar es querer, SALUDOS

  15. esto esta re choto estupidos

  16. que chido cuiden el planeta okkkk

  17. ESTA INFORMACION ESTA BUENISIMA ME SACO DE UN GRAN APURO Y ES MI PASE DE UN EXAMEN FINAL

  18. Buen artículo. Os paso un enlace de una aplicación que realizamos con el Consejo de la Juventud de Extremadura, avalado por la base de datos de The Global Footprint Network http://www.cjex.org/calculadorasostenible/ Te permite calcular cuánto de sostenible eres, combinando Huella Ecológica e Índice de Desarrollo Humano. Un saludo!

  19. que genial es la huella ecologica es importante mantenerla

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.