QLIF, un análisis exhaustivo sobre los alimentos ecológicos (VII)

QLIF, un análisis exhaustivo sobre los alimentos ecológicos (VII)

- in Permacultura
1613
0

Actividades horizontales.

El subproyecto 7 de QLIF representa cuatro actividades horizontales comunes a todo el proyecto:

  • Auditorías de respeto medioambiental y sostenibilidad
  • Análisis de coste-beneficio y evaluación del impacto socioeconómico
  • Propagación y transferencia de tecnología
  • Formación de investigadores graduados y posgraduados

Las actividades de la investigación horizontal han demostrado que los métodos de cultivo ecológico en general son más eficientes desde el punto de vista del consumo energético y emiten menos gases de efecto invernadero que la producción convencional.

Desde el punto de vista de la propagación, la página web de QLIF ha constituido una parte fundamental y el boletín de QLIF ha atraído a más de 1000 suscriptores. La interacción de la página web con la base de datos de acceso público “Organic Eprints” provee una fuente de información prospectiva sobre el proyecto a la que pueden acceder también los futuros agentes de la producción ecológica y de bajo impacto.

Los eventos de formación, de periodicidad anual y destinados a los estudiantes, han contribuido a la propagación de las aptitudes y de los conocimientos adquiridos durante el proyecto QLIF. Estos eventos también han servido para inculcar la actitud necesaria para el estudio de la agricultura y la ganadería ecológica y de bajo impacto.

El subproyecto 7 se centró en las actividades horizontales, tales como la optimización del consumo de recursos, el rendimiento socioeconómico y las actividades de diseminación. La optimización del consumo de recursos en los métodos de bajo impacto.

En el marco de subproyecto 7 de QLIF se estudió la optimización del consumo de recursos mediante análisis detallados de experimentos de rotación y estudio de las dinámicas N y C.

Los resultados muestran que, en general, los métodos de producción ecológica generan menos emisiones de gases de efecto invernadero por unidad de producto que los métodos convencionales.

Las diferencias se deben en gran medida al consumo energético y a las emisiones de CO2 asociadas a la producción de fertilizante N. En cuanto a la eficiencia energética, el cuadro es más complejo, ya que los métodos convencionales son más productivos y, además, se debería tener en cuenta el “coste” del fertilizante ecológico proveniente del estiércol.

 

Las conclusiones son más diversas en los métodos de ganadería, y en algunos casos los métodos ecológicos requieren más energía que la producción convencional. La producción de carne porcina ecológica es claramente menos eficiente desde el punto de vista del consumo energético y cuenta con más pérdidas de nitrato y mayores pérdidas de N2O por desnitrificación, debido a los métodos de cría en libertad.
La conclusión de que la producción ecológica tiende a mostrar mejores balances energéticos y menos emisiones de gases de efecto invernadero se basa en una serie de afirmaciones que deberían tenerse en cuenta: mientras el consumo energético en los métodos de producción ecológica suelen ser inferiores que los métodos convencionales si se tiene en cuenta la superficie, el consumo por caloría de alimento producida puede ser superior en los métodos ecológicos, ya que estos sistemas presentan un menor rendimiento.
El hecho de que se requiera más terreno para producir cultivos ecológicos debido a su menor rendimiento es un reto que la industria ecológica debe discutir y estudiar.
Impactos socioeconómicos de la investigación QLIF.

Los resultados financieros y socioeconómicos del proyecto QLIF fueron establecidos mediante un análisis parcial de coste-beneficio de los resultados de las investigaciones (tales como mayores rendimientos, mejoras de la calidad y la seguridad o reducción de los costes de producción) de los proyectos independientes de QLIF y mediante un análisis cualitativo experto del impacto socioeconómico relacionado con los consumidores.

Se realizaron cinco informes sobre productos lácteos, trigo, carne porcina, verduras y carne aviar, donde se integraron los resultados de todos los proyectos relevantes de un producto concreto.

En algunos casos, especialmente en los proyectos referentes a los productos lácteos, se obtuvieron resultados que demostraban de forma clara los beneficios de los métodos de producción ecológica y de bajo impacto en cuanto a las características cualitativas entre otros, lo que puede traducirse en beneficios económicos para los productores. Sin embargo, en muchos otros casos, o bien no se encontraron diferencias significativas, o bien los resultados no eran lo suficientemente cercanos al mercado para demostrar un beneficio económico potencial.

Muchos de los proyectos generaron resultados que pueden ser calificados por legisladores y consumidores como positivos en cuanto a su impacto social, pero que no necesariamente se asocian a la producción ecológica, lo que indica que es necesario mejorar la transmisión de los resultados a estos grupos.

Divulgación a través de la página de QLIF.

La página web qlif.org se creó al comienzo del proyecto QLIF como plataforma de divulgación de la información básica y de noticias sobre el proyecto. El número de visitas a la página web aumentó de forma continua durante el proyecto y alcanzó un máximo de 678 visitas/día en agosto de 2008.

A través de la página web, QLIF ofrecía una suscripción a un boletín bianual y a las diversas notas de prensa sobre el proyecto. Más de 1000 suscriptores de 68 países hicieron uso de este servicio.

Además de colegas investigadores, los grupos de suscriptores más frecuentes fueron estudiantes, asesores y agricultores. Por países, Alemania, el Reino Unido y Holanda fueron los tres países que aportaron mayor número de suscriptores. La información y los detalles del estudio publicados en los boletines están disponibles en la biblioteca de la página web y continuarán siendo accesibles una vez finalizado el periodo del proyecto QLIF.

En cuanto a la propagación de los resultados del estudio, la página web de QLIF sirve de entrada a la base de datos de acceso público “Organic Eprints”, que cuenta con más de 10.000 usuarios registrados en el mundo entero. QLIF ha insertado hasta la fecha más de 100 publicaciones en el archivo de acceso público. Sin embargo, una ventaja importante del trabajo en común de la página web con la base de datos es que los resultados del estudio publicados tras acabar el periodo del proyecto serán accesibles de forma automática a través de la página web de QLIF.

De este modo, en la página web se seguirán llevando a cabo actualizaciones dinámicas de los resultados de la investigación incluso una vez finalizado el proyecto.

Formación de graduados y postgraduados.

El proyecto QLIF incluía entre sus objetivos la propagación de conocimientos, aptitudes y actitudes hacia la agricultura ecológica y de bajo impacto.

Para ello, se organizó un taller anual que cubría los diversos aspectos relacionados con la calidad:

  • Tierra sana, cultivos sanos, población sana (2005)
  • Hacia un método de cría respetuosa con los animales en los sistemas de producción ecológica (2006)
  • Midiendo la calidad alimentaria: conceptos, métodos y retos (2007)
  • Tierra N: investigación y extensión (2008)
  • Hacia una mejora de la calidad en la producción de alimentos ecológicos (2009).

En cada taller, los investigadores de QLIF presentaban sus trabajos a una audiencia de 20-30 participantes entre los que se contaban estudiantes y científicos junior entre otros. Las contribuciones provenían de diversos países europeos, en su mayoría de instituciones adheridas al proyecto QLIF.

La audiencia provenía de un área más extensa, incluyendo el Reino Unido, Holanda, Italia, Alemania, Dinamarca, Polonia, Francia, Bélgica, Grecia, Turquía, India, Malasia, Georgia, EEUU.

En los talleres de formación QLIF se dedicó mucho tiempo a la discusión para promover la interacción entre formadores y participantes. Además de la transmisión de conocimiento, esta interacción sirvió para lograr inculcar la actitud necesaria para llevar a cabo estudios de investigación en la producción ecológica y de bajo impacto.

Debido a que no existe una materia que se pueda denominar “ciencia ecológica”, el estudio de los métodos de agricultura ecológica requiere una actitud abierta y una adecuada disposición para buscar mayores coincidencias en los sistemas agrícolas, económicos y sociales. Durante cada taller se organizó una excursión en la que el tema tratado se ilustraba y se plasmaba en la vida real.

La metodología de los talleres está publicada en Organic Eprints (www.orgprints.org).

Traducción del original «Horizontal Activities «

Preámbulo e índice subproyectos QLIF

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.