Proyecto My Farm: gestiona tu huerto desde el sofá

Proyecto My Farm: gestiona tu huerto desde el sofá

- in Permacultura
2296
2
manger bio en Espagne
La tecnología debe contribuir al bienestar del ciudadano así como servir para optimizar recursos y conservar la salud del planeta. En una época especialmente conflictiva en lo relativo a la energía y los asuntos medioambientales, internet debe ser la herramienta que permita al ciudadano lograr más bienestar, más salud y un mejor futuro sin dañar el ya maltrecho planeta. La producción de alimentos y su distribución son actividades vitales para el funcionamiento de las sociedades, por ello es necesario que su impacto medioambiental sea mínimo. Alimentar a una población mundial en constante aumento sin agotar los recursos naturales es el reto al que se enfrenta la humanidad. Una agricultura sostenible y unas redes de abastecimiento y producción locales son las claves para lograrlo.


Lograr que los alimentos que consuma una ciudad o una comunidad procedan de sus propias tierras significa garantizar la seguridad alimentaria de forma sostenible.
Esto es lo que pretende el proyecto nacido en Portugal y denominado My Farm.

Creado en el Instituto Politécnico de Beja, en la región del Alentejo, My Farm, que comenzó como un proyecto innovador y semiacadémico cuyo presupuesto inicial eran 10.000 euros, emula a un conocido juego de la red social facebook llamado Farmville. En este caso el huerto es real y el usuario puede interactuar, visitarlo e incluso realizar tareas a pie de huerta.

El proyecto pretende que aquellos ciudadanos residentes en zonas urbanas puedan gestionar un huerto y abastecerse con alimentos frescos producto de su gestión. Mediante unas cámaras instaladas en el huerto, el usuario puede realizar un seguimiento las 24 horas del día. Con la ayuda de My Farm, cualquier persona que no posea tierra ni tenga tiempo ni conocimientos agrícolas puede ser el propietario de una huerta de 7×7 metros en la que cultivar legumbres de temporada, decidir qué métodos de cultivo se aplican y disponer de su cosecha.

Una de las condiciones de My Farm es que el usuario no podrá residir a más de 20km de la huerta. Además, aquel deberá visitarla una vez a la semana para recoger los productos del cultivo. Los agricultores virtuales pagarán una cuota de 30 euros mensuales destinados a la asistencia técnica. Los creadores del proyecto no quieren que el usuario gaste más de lo que normalmente gasta cuando adquiere estos productos en el mercado.

Durante la primavera-verano de 2012, My Farm produjo 5,3 toneladas de alimentos frescos (calabacín, tomate, judías verdes y cebollas). Ahora buscan ampliar su presupuesto mediante una plataforma online de financiación colectiva y así poder llegar a todas las grandes ciudades del país. My Farm acaba de llegar a la aglomeración lisboeta y necesita ampliar su nómina de agricultores para expandir el proyecto por todo el país. Si consiguen implantarse en las grandes ciudades, el proyecto creará puestos de trabajo, sirviendo de ejemplo de sostenibilidad y buenas prácticas agrícolas.

Según comenta uno de sus creadores, “My Farm quiere apoyar la producción agrícola local y a los pequeños productores contribuyendo a una producción agrícola responsable, poco mecanizada y cuya huella ecológica sea mínima

Más información

About the author

2 Comments

  1. en España existe algo parecido???

    1. Revista Ladyverd.com

      Hola, no tenemos noticias de ninguna iniciativa similar en España. Lo que sí existe son los grupos de consumo agroecológicos, infórmate en tu ciudad, seguro que encuentras uno.

      Saludos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.