Por unas vías verdes sin alquitrán

Por unas vías verdes sin alquitrán

- in Permacultura
1266
0

Las vías verdes, caminos rurales adecuados para facilitar el acceso de las personas a la naturaleza, se construyen con el objetivo de promocionar un tipo de transporte blando, luchar contra la congestión de las ciudades y reducir la contaminación debida al tráfico motorizado, al mismo tiempo que se fomenta un turismo rural de bajo impacto. Sin embargo, la asociación francesa para la protección de los animales salvajes (ASPAS), lleva desde 2007 denunciando el asfaltado de los caminos rurales en el territorio francés y europeo. Según la organización, “con el pretexto de desarrollar transportes blandos y alternativos y el turismo rural, los responsables políticos están urbanizando el monte, y el asfalto está invadiendo el paisaje”.

Según ASPAS, “Europa no escatima gastos para desarrollar un proyecto tan costoso como el de las vías verdes mientras que los presupuestos destinados al desarrollo de redes de transporte público e iniciativas de compartir automóvil, retos vitales de la ecología, siguen siendo escasos. La asociación francesa para la protección de los animales salvajes (ASPAS) denuncia el “asfaltado de la naturaleza”, cuyo desarrollo se contradice con los objetivos que se argumentan para su fomento. “Si el objetivo de las vías fuera la promoción de los transportes blandos, la descongestión de las ciudades y la reducción de la contaminación, estas vías se deberían construir en las zonas urbanas. Sin embargo el 70% de las vías verdes francesas actuales están construidas en la naturaleza.

Los constructores justifican el asfaltado con el pretexto de favorecer el acceso a la naturaleza a las personas con problemas de movilidad y a los patinadores. Un sondeo efectuado por ASPAS en colaboración con la Asociación de Paralíticos de Francia demuestra que las personas con problemas de movilidad no están sistemáticamente a favor de la destrucción de la naturaleza para poder acceder a ella. Más bien, sus reivindicaciones se dirigen hacia la mejora de los accesos en el ámbito urbano.

Las vías verdes deben tener un ancho de 3 metros y su pendiente no puede ser superior al 3% con el fin de facilitar el acceso al mayor número de usuarios posible. En Francia existen aproximadamente 4.800 km. de vías verdes y se prevé alcanzar los 10.000 km. A primera vista la idea es excelente, pero la realidad de este ambicioso proyecto conlleva un problema principal: el asfalto. Actualmente el 65% de las vías verdes están asfaltadas. Hasta la fecha, 3.100 Km de caminos rurales se han desnaturalizado mediante el asfalto.

El resto se construyó con arena compactada. Además, los trabajos requeridos para la construcción de las vías (erosión, arranque de arbustos, relleno de fosos etc) dañan el equilibrio de la biodiversidad. Por otra parte, la masificación del turismo en zonas naturales amenaza la tranquilidad de una fauna salvaje cuyos hábitats ya se han visto muy reducidos. Cuantos más y mejores accesos existen, más visitantes lo frecuentan, y cuanto más atractivo es un lugar, más mejoras se realizan. De esta forma, aparte del asfaltado, ya se está exigiendo la construcción de cabañas para el alquiler de bicicletas y patines, cuartos de baño, estaciones equipadas para el mantenimiento de la bicicleta, etc. La construcción de un kilómetro de vía verde cuesta una media de 40.000 euros. El objetivo de Francia de asfaltar 10.000 kilómetros de vías verdes supondría un gasto de 400 millones de euros, el doble del presupuesto destinado a la protección de la biodiversidad y del presupuesto del Ministerio Francés de Ecología.

Campaña «protejamos nuestras vías», de ASPAS

Más información

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.