Por una I+D que beneficie al ciudadano

Por una I+D que beneficie al ciudadano

- in Curiosidades
1829
0

El futuro de nuestra sociedad y del planeta depende en gran medida de las investigaciones que se están realizando actualmente.

Por ello, es necesario que la Unión Europea garantice que todos estos estudios responden a las necesidades reales de la sociedad y del medio ambiente y que no favorecen a intereses particulares, económicos o de la industria financiera, más aún teniendo en cuenta que la mayoría de las investigaciones se financian con dinero público aportado por el ciudadano.

Una coalición de 98 asociaciones e investigadores europeos ha dirigido una carta abierta a la Comisión Europea en la que deja constancia de su preocupación por la atribución de fondos destinados a la investigación e innovación en el marco del próximo programa europeo de financiación de la investigación 2014-2020. Para esta coalición de investigadores, la sociedad se enfrenta estos días a enormes retos medioambientales, sociales y económicos ante los que necesita experimentar un profundo cambio. En este contexto, la investigación y las tecnologías deben desempeñar un papel crucial y, ya que son financiadas con fondos públicos, deben desarrollarse para beneficio del conjunto de la sociedad.

La I+D tecnológica debe desempeñar un papel doble en la sociedad: permitir aumentar nuestros conocimientos e informar a quienes tienen la responsabilidad de tomar decisiones.

Sin embargo, no hay que pasar por alto su posible contribución en la creación de nuevos problemas: las investigaciones en el sector energético nuclear, en el farmacéutico, las nanotecnologías y la ingeniería genética,por ejemplo, han absorbido una gran parte de fondos públicos y se han aprovechado del sector industrial y financiero mientras ocultaban su impacto medioambiental y social.

Al acaparar buena parte de los fondos públicos destinados a la investigación, estas ramas han marginado y limitado las inversiones en otras tan importantes como la protección medioambiental, la salud, la agricultura ecológica, el ahorro energético y las energías renovables.

Tampoco hay que olvidar la investigación en ciencias sociales, imprescindible para entender los cambios sociales y para resolver problemas más amplios que los que se abordan si sólo se consideran las tecnologías cerradas o focalizadas (la idea de que cualquier problema, incluso los sociales, tienen una solución tecnológica).

Los programas de investigación dirigidos a la obtención de beneficios y a las perspectivas de mercado son incapaces de enfrentarse a los desafíos sociales y medioambientales ya que estos retos requieren alternativas al modelo económico dominante basado en la necesidad de crecer, causante de muchos de los problemas a los que nos enfrentamos.

Por este motivo, la investigación europea debe concentrarse en un tipo de innovación que ofrezca soluciones reales y abiertas, en lugar de invertir en tecnologías superficiales que no actúan directamente sobre la raíz de los males a los que se enfrenta actualmente nuestra sociedad. Pese a que cada vez existe una mayor conciencia por parte de la sociedad sobre la importancia de estos retos, la Unión Europea sigue considerando la investigación y la innovación desde un punto de vista competitivo. La Unión Europea fomenta una sociedad dirigida por las tecnologías “cerradas” y no por aquellas al servicio de las políticas sociales basadas en las soluciones. Por todo ello, existe la amenaza de que en el próximo programa marco de investigación europeo se imponga una vía estructural inaceptable.

Esta amenaza es la que ha movido a este grupo de asociaciones e investigadores a enviar una carta abierta a la Comisión mediante la que exige que se dé prioridad a una investigación que contribuya a una Europa más respetuosa con el medioambiente, más justa y pacífica.

Una política alternativa de investigación es posible, necesaria y debe pasar por:

  • Olvidar el mito según el cual sólo las tecnologías más complejas y costosas pueden crear sostenibilidad y empleo.
  • Garantizar que el concepto de innovación incluye formas adaptadas a escala local que facilite la cooperación y el intercambio de conocimientos entre las organizaciones de la sociedad civil y las academias de forma que se desarrolle el potencial innovador y creativo del sector no mercantil.
  • Establecer un proceso democrático y participativo de toma de decisiones relacionadas con la financiación de la investigación que esté a salvo de conflictos de interés y del dominio de la industria y que permita a la sociedad civil tomar parte tanto en la definición de la agenda de investigación europea como en los programas de investigación.
  • Garantizar la imparcialidad e independencia de todos los expertos que asesoran a los responsables políticos europeos.

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.