¿Por qué tantos niños obesos?

¿Por qué tantos niños obesos?

- in Noticias
1335
1

La industria agroalimentaria en Francia prometió hace unos años modificar su política de publicidad referente a los productos destinados a los niños. Sin embargo, un reciente estudio realizado por la asociación de consumidores “UFC-Que Choisir” muestra unos resultados verdaderamente alarmantes: en las despensas y neveras de la mayoría de hogares predominan los productos de alto contenido en grasas y azúcar, los mismos que aparecen asiduamente en la publicidad televisiva.

La organización UFC-Que Choisir llevó a cabo en 2006 un estudio sobre la relación entre la publicidad y los hábitos alimenticios, especialmente de los niños. En un reciente estudio se constata que la situación ha empeorado, ya que en 2006 el desayuno de los jóvenes franceses estaba compuesto por un 47% de productos azucarados o grasos y en 2010 el porcentaje alcanza el 55%.

El 76% de los alimentos que los niños llevan al colegio son demasiado ricos en grasas y azúcares.

La investigación subraya que la publicidad de productos de alto contenido en grasas y azúcares supone el 80% de la publicidad dedicada a la alimentación durante los programas dirigidos a los niños. Además, el 93% de esta publicidad se emite durante los programas para todos los públicos, que suelen ser vistos por gran número de niños. Estos pequeños telespectadores difícilmente pueden escapar a la tenacidad publicitaria de los productos desequilibrados desde el punto de vista nutricional: cuatro de cada cinco anuncios destinados a los niños son de productos con alto contenido en grasas y azúcares. El resultado de este torrente publicitario se comprueba en las despensas, que contienen más que nunca productos inadecuados para la alimentación de niños y jóvenes. El desayuno es la comida que se ve más afectada por este tipo de productos. El desayuno tradicional a base de pan, mermelada y zumos naturales se ha convertido en algo minoritario dando paso a los cereales, por lo general demasido azucarados, y a los zumos o bebidas industriales. La merienda también ha pasado a ser una comida desequilibrada en la que abundan los productos grasos y azucarados. Entre 2006 y 2010, el porcentaje de alimentos demasiado dulces ha pasado de un 51% a un 64%, según el estudio de 340 familias.

El estudio demuestra que existe una relación directa entre una alimentación desequilibrada y el número de horas que pasa el niño delante del televisor

La mala calidad nutricional de los alimentos constituye el principal problema de la publicidad destinada a los niños. Esta publicidad influye directamente sobre sus preferencias alimenticias, sobre los productos que luego exigirán a sus padres y finalmente acabarán consumiendo, y contribuyendo a los desequilibrios alimenticios y, en muchos casos, a la obesidad y la diabetes.

Más información

About the author

1 Comment

  1. Un problema muy preocupante que empieza con los bebés y la leche de fórmula. Muchos bebés pesan más de lo que debieran debido a que esta leche es en exceso grasa y proteínica para ellos. Además, al no mamar, algunos pierden la sensación de saciedad lo que es un problema para su futuro. Un saludo, Elena

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.