París quiere dar ejemplo

París quiere dar ejemplo

- in Noticias
1888
0

La ciudad de París desea mostrar a todos sus ciudadanos los gestos o acciones ecológicas que llevan a cabo tanto particulares como empresas y asociaciones de la capital francesa. Para ello acaba de lanzar su campaña “Agentes de un París sostenible”, cuyo objetivo es difundir aquellas actividades o gestos verdes que aporten su grano de arena en la lucha por conseguir una ciudad más sostenible. La campaña consta de una plataforma online que servirá para el intercambio de experiencias y como soporte para fomentar este tipo de iniciativas. El proyecto “Agentes de un París sostenible” tiene como objetivo incitar a los ciudadanos y las empresas de la región parisina a actuar y llevar a cabo iniciativas para que la capital francesa sea una ciudad más sostenible, habitable y verde. A través de ejemplos concretos, esta ingeniosa iniciativa pretende servir de inspiración y prestar una ayuda básica a quienes desean llevar a cabo un cambio y no saben por dónde empezar o a quienes tienen un proyecto y requieren asesoramiento para ponerlo en marcha.

Las iniciativas que recoge la campaña son muy diversas e incluyen desde ambiciosos proyectos a modestas actividades, siempre y cuando colaboren en la mejora del estado general de la ciudad. Algunas de las iniciativas que ya pueden encontrarse en esta plataforma informativa son: una comunidad de vecinos que sugiere al propietario del edificio la realización de reformas para aislar térmicamente el inmueble y reducir así los gastos de calefacción; la utilización de un servicio de mensajería que se lleva a cabo en bicicleta, o el envío de paquetes mediante empresas de transporte de bajo impacto; la creación de oficinas ecológicas; la instalación de un compostador colectivo en el jardín de un inmueble; la compra de productos a granel para evitar embalajes y de productos ecológicos; la sugerencia de un trabajador a su empresa para que la cafetería de la compañía ofrezca productos ecológicos y locales.

El proyecto pretende reducir, mediante la promoción de acciones colectivas, la huella ecológica de la región.

Además, a través de este tipo de acciones, se espera crear empleo en una economía de futuro al mismo tiempo que se promueven unas relaciones sociales más justas. “Agentes de un París sostenible” es una iniciativa pionera debido a que es la propia ciudad la que promueve y proporciona un espacio para que los ciudadanos compartan y generen una energía común y sientan la importancia de vivir en comunidad. La página web cuenta con un sistema de valoración de las acciones que publica mediante el que pretende favorecer las buenas prácticas medioambientales. Asimismo, el sitio cuenta con un censo de las herramientas concretas de ayuda para facilitar la puesta en marcha de nuevas acciones: el usuario podrá acceder a guías, contactos profesionales y demás instrumentos para pasar a la acción.

Bases.
Cualquier “ecoacción” debe generar un beneficio medioambiental tangible y se debe enmarcar en los principios básicos del desarrollo sostenible. Todas las iniciativas que deseen ser publicadas en la página web del proyecto deben cumplir este requisito: así, por ejemplo, si la acción sólo aporta valor social no será tenida en cuenta. Por el contrario, si además de resultar positiva en el ámbito social una acción genera un impacto positivo para el medioambiente, se considerará doblemente interesante y se valorará en su justa medida. Debido a que uno de los objetivos de esta iniciativa es compartir y expandir las buenas prácticas, toda acción debe poder ser llevada a cabo por otro “agente”. Se valorarán especialmente aquellas acciones que impliquen la participación colectiva y que supongan un cambio de hábitos positivo en una comunidad.

Paris Sostenible

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.