Para que tu economía cree salud y bienestar

Para que tu economía cree salud y bienestar

- in Permacultura
1935
0
Manejar los ahorros para que creen trabajo digno y bienestar
Cómo reducir la huella ecológica de tu economía.

El dinero no garantiza la felicidad, pero contribuye a generarla. Sobre todo si se trata de financiar proyectos que revierten en la sociedad y en el interés general. Este es el principal objetivo y el motivo de que existan cada vez mayor número de entidades financieras éticas y solidarias. Este tipo de entidades están comprometidas con la financiación de proyectos dedicados al medio ambiente y a la economía solidaria.

Al contrario que la banca convencional o tradicional, los bancos éticos no financian en función de los mercados ni participan en ningún tipo de especulación. La banca ética invierte en función de la creación de empleos adheridos a la economía verde y sostenible.

Los bancos son útiles y necesarios en la sociedad, el problema es que la mayoría de ellos basan su política en lograr beneficios no distribuidos y practican una evasión fiscal generalizada que finalmente desposee al ciudadano de su fuerza económica.

Introducir consciencia en  la economía doméstica es la llave para reducir la huella ecológica de nuestras vidas pues abarca tanto los hábitos alimentarios y la nutrición como el presupuesto, la educación de los niños, los textiles, las relaciones familiares y cualquier otro aspecto en relación con la familia.

Sin embargo, todo lo que hagamos para reducir tu huella ecológica está muy bien, pero si nuestros ahorros los confiamos a una entidad bancaria que invierte justo en aquello que rechazamos, nuestros esfuerzos quedarán anulados.

La fuerza de tu trabajo debes dejarla en manos de entidades limpias y bancos éticos.

Te apuntamos algunos consejos para situar tu economía en una zona positiva en relación al mundo en el que vivimos y para lograr un futuro más justo y solidario.

Infórmate sobre la política de inversiones de tu banco

Apoya iniciativas locales sostenibles.

  •          Cambia de banco, abre una cuenta en un banco ético.
  •          No gastes más de lo que puedes abarcar con tu presupuesto.
  •          No dudes en participar en bancos de tiempo ni en trueques.
  •          Deja tu dinero lo más cerca posible de tu domicilio.
  •          Privilegia aspectos éticos y sociales frente al beneficio.
  •          Apoya iniciativas que fomenten la conservación del medio ambiente.
  •          Sé solidario.

 

Si se te ocurre cualquier consejo que no hayamos nombrado nos gustaría conocerlo. Participa, comenta, comparte tus ideas y conocimientos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.