Optimización verde del diseño

Optimización verde del diseño

- in Permacultura
884
0

Design Can Change, “El diseño puede cambiar”, es una página web sencilla y creativa, basada en la idea de que la industria puede unirse para llevar a cabo un gran cambio.

 

Design Can Change pretende ser una herramienta para todo diseñador que desea realizar trabajos más sostenibles y colaborar así en la lucha mundial contra el cambio climático. Esta página web explica de manera sencilla y accesible el cambio climático y sus causas y efectos, exponiendo a la industria papelera como un factor altamente contaminante; aporta información concreta sobre cómo los profesionales del diseño pueden luchar contra el cambio climático aportando soluciones desde su trabajo diario e informando sobre las posibilidades de las mismas; ofrece una comunidad virtual en la que los diseñadores aportan sus ideas y comparten experiencias para lograr una fuerza común; recopila informes, publicaciones, reportajes sobre la materia que pone a disposición del lector, así como una base de datos de los diseñadores que ya se han adscrito a los principios de Design Can Change.

La página web, creada por el estudio de diseño canadiense smashLAB, pretende despertar la conciencia medioambiental de los diseñadores y les ofrece información y links a diversas herramientas de trabajo, tales como el kit de diseño ecológico ODO, o la “Paper Calculator.org”, una base de datos en la que se pueden comparar las distintas marcas de papel y su huella ecológica. Porque, según Phil Hamlet, director de la Escuela de Diseño Gráfico de la Universidad de Arte de San Francisco y codirector del Centro para el Diseño Sostenible AIGA, “a los diseñadores les gusta definirse como “buscadores de soluciones”. Si es así, no les resultará muy difícil adaptarse a esta nueva dinámica del negocio”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.