Nueva York, vegetariano

Nueva York, vegetariano

- in Ecoturismo
1328
0

Para todos los amantes de la buena vida y la comida sana, ya sean locávoros, vegetarianos o veganos, así como para todos aquellos que simplemente se interesan por las costumbres saludables y sostenibles, nace el festival NYC Vegetarian Food Festival.

El día 3 de abril de 2011 tendrá lugar el primer festival de comida vegetariana en la ciudad de Nueva York. A la ciudad, que ya cuenta con una copiosa oferta de restaurantes y tiendas para vegetarianos y veganos, solamente le faltaba esta pieza para dar a conocer al público en general este dinámico movimiento y para acercar al consumidor a productores y distribuidores. En el festival de alimentos vegetarianos NYC Vegetarian Food Festival el visitante podrá probar la comida de los mejores restaurantes y comercios vegetarianos de la ciudad, obtener información sobre el bienestar animal, participar en una tómbola en beneficio de la organización Empty Cages Collective (Colectivo Jaulas Vacías) y disfrutar de eventos y actividades en vivo durante todo el día.

Localizado en un lugar céntrico en Manhattan, el evento pretende convertirse en una referencia entre los festivales vegetarianos y veganos del país. El acceso al festival será gratuito e incluirá degustaciones de los platos de restaurantes vegetarianos, información sobre el bienestar animal, música en vivo, charlas… Una fantástica oportunidad para que los neoyorquinos conozcan de primera mano una tendencia al alza y de futuro. Las organizadoras son Nira Paliwoda, manager musical y organizadora de eventos, y Sarah Gross, propietaria de una empresa denominada Rescue Chocolate que vende chocolates veganos cuyos beneficios reinvierte 100% en el rescate de animales.

Más información

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.