No toda actividad es hiperactividad

No toda actividad es hiperactividad

- in Noticias
1646
0

Los niños son por naturaleza muy activos. En muchas ocasiones, su curiosidad y sus ganas de aprender les llevan a mantener un ritmo muy acelerado durante muchas horas del día. También es verdad que la configuración de las nuevas familias no permite a los padres pasar todo el tiempo que desearían con ellos educándolos, vigilando su dieta y controlando el ambiente en el que se mueven. En el peor de los casos, cuando la actividad de los niños es realmente frenética y se une a una falta de atención en la escuela y con los compañeros, los padres debe tener mucho cuidado y no aceptar a la ligera un diagnóstico de hiperactividad. En muchas ocasiones, estos síntomas no pertenecen al desarrollo de la patología y pueden corregirse si se enfoca el problema desde un punto de vista holístico que tenga en cuenta todos los aspectos que conforman la vida del niño, en especial la dieta. Así es como trabajan los psiquiatras infantiles franceses, un país en el que solamente el 0,5% de los niños está diagnosticado con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (ADHD por sus siglas en inglés). En otros países, como EEUU, el porcentaje de niños medicados asciende al 9%.
No toda actividad es hiperactividad ¿Son la hiperactividad y el déficit de atención realmente una disfunción biológica o neurológica? Pues bien, según un artículo publicado por la doctora Marilyn Wege en la revista especializada Psychology Today, la respuesta a esta pregunta depende de si vives en Francia o en EEUU. En EEUU, al menos el 9% de los niños en edad escolar “padece” el déficit de atención e hiperactividad y está siendo medicado. En Francia, el porcentaje de niños diagnosticados y medicados es menos del 0,5%. En EEUU, los psiquiatras infantiles consideran que la hiperactividad y el déficit de atención son problemas biológicos con causas biológicas. El tratamiento, también biológico, suele ser la medicación mediante psicoestimulantes, tales como el Ritalin y el Adderall.

Los psiquiatras infantiles franceses, sin embargo, consideran que la hiperactividad y el déficit de atención son una condición médica que tiene causas sociales y contextuales. En lugar de tratar con drogas la atención de los niños y sus problemas de conducta, los doctores en Francia prefieren analizar el contexto social del niño y tratarlo mediante psicoterapia y asesorías familiares. Es esta una forma de abordar el problema muy distinta de la tendencia norteamericana de atribuir todos los síntomas a una disfunción biológica tal como un desequilibrio en el cerebro del niño. Los psiquiatras infantiles franceses utilizan la guía “CFTMEA”, publicada por la Federación Francesa de Psiquiatría por primera vez en 1983 y revistada en 1988 y 2000, que se centra en la identificación y el enfoque de las causas psicosociales de los síntomas del niño, no en encontrar los mejores “parches” farmacológicos que enmascaren los síntomas. Del éxito de esta búsqueda y solución de las causas depende la cantidad de niños que acaban siendo diagnosticados con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (ADHD por sus siglas en inglés).

La forma de entender el ADHD en Francia, que aborda el problema desde un punto de vista holístico, también tiene en cuenta las causas nutricionales, en especial el hecho de que el comportamiento de algunos niños empeora después de que estos tomen colorantes artificiales, algunos conservantes y/o alergénicos. Tanto los médicos como los padres en el país vecino son conscientes del efecto positivo que puede tener la modificación de la dieta.

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.