No es financiera, la crisis se debe al petróleo

No es financiera, la crisis se debe al petróleo

- in Noticias
1639
0

Un petróleo caro supone, ante todo, una amenaza para la estabilidad económica de los hogares. Tal y como afirma el economista estadounidense Jeremy Rifkin, esta crisis que estamos sufriendo no es financiera, es una crisis provocada por el petróleo. En lo que llevamos de 2012 el precio del petróleo ha aumentado un 16%y, debido a que este preciado bien cada día es más complicado de obtener, es de prever que su precio continuará aumentando año tras año. Los medios de comunicación internacionales ya sitúan al oro negro en sus portadas y en muchos suplementos este combustible fósil le está quitando el protagonismo a Grecia en la sección de economía. Según apuntan los expertos en la materia, los más afectados por la escasez de petróleo y la subida de precios que esta conlleva serán los hogares, que se verán ahogados por la inflación.

Según afirma Stephen King, director financiero de HSBC, una de las mayores organizaciones de servicios bancarios y financieros del mundo, «Ya lo constatamos a principios de 2011: el aumento del precio del petróleo es capaz de frenar cualquier remonte de la economía«. No todas las economías presentan la misma resistencia ante un aumento del precio del petróleo bruto. Según los cálculos de Patrick Artus, responsable de investigación del banco de financiación e inversión Natixis, «un aumento del precio del barril no debilitará en exceso a Alemania, afectará a Francia y penalizará aún más a España”. De esta forma, un aumento de un 10% del precio del petróleo en 2012 absorbería el equivalente a más de un tercio del crecimiento francés previsto para el mismo año (0,5% según el gobierno galo). Quien se lleva la peor parte de este impacto sobre la economía son los hogares, que se verán ahogados por la inflación. Aunque en menor medida, también afectará a los márgenes de las empresas, que no podrán aumentar los precios. Mario Draghi, presidente del BCE (Banco Central Europeo), reconoció en una reciente rueda de prensa que el precio del petróleo podría ser más elevado de lo previsto, lo que provocaría un aumento de la inflación de la zona euro. Estos datos suponen una presión añadida sobre el poder adquisitivo de los hogares a corto plazo, más aún teniendo en cuenta que, al mismo tiempo, los salarios han disminuido de forma general. Según el economista estadounidense Jeremy Rifkin, «el aumento del precio de la gasolina es una fatalidad. Cada vez que la economía se levanta, el petróleo se encarga de tumbarla de nuevo, así viene ocurriendo los últimos diez años. La actual crisis no es una crisis financiera, sino la crisis del petróleo. El oro negro será cada vez más escaso y más caro.«. Según Stephen King, «más que un simple freno al crecimiento de la economía, el precio del petróleo podría contribuir a la congelación permanente de la economía del mundo desarrollado«. Otro importante dato que se debe tener en cuenta es que la demanda mundial de petróleo no va a disminuir debido al aumento de su precio. Un ejemplo es China, que de continuar su actual ritmo de crecimiento consumiría ella sola en 2035 el equivalente a la totalidad del petróleo que consume actualmente la economía mundial.

Fuente

Más información

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.