Muros vegetales contra la contaminación del agua y del aire

Muros vegetales contra la contaminación del agua y del aire

- in Permacultura
1470
0

En el centro de la ciudad de Ginebra, en Suiza, sobre el tejado de un inmueble, se han instalado tres paneles recubiertos de sedum, de plantas aromáticas y de flores. Se trata de un proyecto de paisajismo de la escuela de ingeniería y arquitectura HES-SO que posteriormente se integrará en sistemas de depuración de aguas o en obras arquitectónicas.

Los tres paneles se están poniendo a prueba al aire libre antes de ser instalados en un innovador sistema de depuración de aguas. “Los agricultores y los jardineros utilizan numerosos tratamientos fitosanitarios que son responsables de entre un 50% y un 90% de la contaminación de las aguas naturales con pesticidas”, comenta un profesor de la escuela suiza.” Esta preocupante contaminación es, además, responsable de la degradación de la biodiversidad acuática y se encuentra bajo sospecha de ser el origen de ciertas enfermedades tales como el cáncer, la esterilidad, algunas perturbaciones endocrinas y ciertas degeneraciones neurológicas”. Este muro vegetal, que ha sido patentado, se compone de tierra y paja. “La paja es una fuente de carbono para los microorganismos. Las raíces de los vegetales alimentan y estimulan a las bacterias”, explica uno de los responsables del proyecto.

El sistema se destinará a depurar las aguas residuales procedentes de las explotaciones agrícolas, de los parques, de los campos de golf y de los jardines. “Es este un sistema autónomo, diseñado para funcionar en circuito cerrado, y creemos que su ciclo de vida es ilimitado”, añade. “Además, presenta diversas ventajas con respecto a las camas biológicas o biocamas”. Un técnico diplomado de la escuela HES-SO está creando una compañía startup para comercializar el sistema de muro vegetal vertical. Según explica el emprendedor, “para 16 metros cúbicos de desagües se debe prever un muro de 32 metros cuadrados” .

Para hacernos una idea de la magnitud, es conveniente saber que una persona consume una media de 55 metros cúbicos al año. Otra aplicación de este sistema se encuentra en el sector de la construcción. En este caso, los muros se construyen a base de tierra y paja pero con la ayuda de un material cerámico poroso que permite la germinación de las semillas. Las raíces de las plantas encuentran agua y nutrientes en el sustrato mineral de la pared. Las plantas pueden enraizarse a través de las concavidades por las que circulan el agua y el aire. “Estos módulos pueden apilarse y yuxtaponerse y se integran directamente en la construcción del edificio. Estas envolturas vegetales tienen la capacidad de filtrar las partículas de polvo, de atraer los agentes contaminantes, de depurar las aguas de la cubierta y de limitar los riesgos de inundaciones urbanas. Además pueden participar en la depuración del aire, la regulación térmica y la insonorización de los edificios”, concluye el profesor.

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.