Movilizar a la sociedad ante el fin del petróleo

Movilizar a la sociedad ante el fin del petróleo

- in Permacultura
1374
0

La actualidad informativa no siempre refleja la realidad ni se hace eco de los temas más candentes e importantes para la sociedad. Por otro lado, las campañas de los partidos políticos huyen de asuntos espinosos que puedan amenazar la seguridad o la paz psicológica de sus votantes. Por todo ello, el mundo gira muchas veces en el sentido equivocado.

En estos momentos, vivimos una época verdaderamente difícil en la que confluyen enormes retos para la humanidad. Muchos de estos retos podrían causar menor impacto si fueran tratados de forma honesta mediante adecuados planes para paliar los desperfectos que causarán en la sociedad. El ciudadano de a pie debe desempeñar un papel primordial en la tarea de solucionar algunos de los problemas que acechan al mundo, para lo que es indispensable que esté bien informado sobre la realidad y conozca el verdadero estado del mundo. Si hay un problema que puede causar enormes perjuicios a corto y medio plazo en todas las esferas sociales es el fin del petróleo barato, el llamado “Pico o Cénit” de la producción de petróleo. Este asunto de enorme gravedad no viene siendo tratado de forma regular ni rigurosa en casi ningún medio de comunicación. Sin embargo, las últimas subidas del precio de la gasolina están avivando el debate y ya se comienza a hablar del fin de una era en la que la prosperidad ha estado ligada muy estrechamente a la producción de un petróleo barato y accesible. En este contexto y en plena campaña electoral francesa, un grupo de expertos en asuntos energéticos ha publicado una carta para llamar la atención de los políticos, a quienes instan a introducir el asunto del petróleo en su campaña. Se trata de un artículo publicado en el prestigioso periódico francés Le Monde que advierte de que el Cénit del Petróleo es un hecho y sobre la importancia de ponerse manos a la obra para enfrentarnos a una época que puede ser muy complicada y que puede causar enormes perjuicios a las democracias de todo el mundo. Tribuna publicada en la versión online del diario francés Le Monde el día 22.03.2012:

Movilizar a la sociedad frente al Pico del Petróleo.
Después de más de un siglo en el que hemos vivido un importante aumento tanto de la producción como del consumo de petróleo, la Tierra se sofoca y la noción de “pico de producción”, tantas veces ignorada, se impone como una realidad ineluctable. Esta tensión ya se está manifestando a través del desarrollo de técnicas de extracción que demandan cada vez mayores inversiones de energía y de materiales. En efecto, dado que las reservas son limitadas, el ritmo de su explotación dibuja una curva creciente, después alcanza su máxima altura formando una llanura antes de decrecer. Este es el caso del petróleo de fácil acceso y barato, del que la mayoría de expertos, incluyendo a la AIE (Agencia Internacional de la Energía), admite que alcanzó su pico de producción mundial hace años. A pesar del reciente y mediatizado descubrimiento de nuevos yacimientos, el mundo sigue consumiendo más petróleo del que encuentra a través de las exploraciones. La extracción del petróleo no convencional (difícil de extraer), como el de las arenas bituminosas, el petróleo de roca-mar y el de las grandes profundidades marinas, resultará mucho más costosa y, sobre todo, más lenta. Este petróleo no permitirá evitar el descenso de la producción mundial después de que ésta ha alcanzado una llanura o meseta que no debería durar más allá de 2015-2020.
Las energías alternativas, aunque se desarrollen a un ritmo sostenido, no podrán compensar el declive de la producción de petróleo mundial ni en cuanto a cantidad ni en cuanto a costes de producción. No existe ninguna solución basada en combustibles líquidos que pueda abastecer la demanda, ni la actual ni la futura. En el futuro, lamentablemente dispondremos de menos energía y de menos recursos al mismo tiempo que seremos más numerosos en la Tierra y que los países emergentes estarán en una fase de rápida industrialización. Además, hay que tener en cuenta que los países exportadores consumen una parte muy importante de su producción para alimentar su desarrollo. Es importante constatar que el funcionamiento de nuestra sociedad depende hoy en día de un crecimiento económico sostenido que va de la mano de un consumo cada vez mayor de energía y de recursos. Es urgente pues anticipar un inexorable descenso energético. Los límites físicos deberían desencadenar una transición real de la sociedad hacia una disminución de nuestra dependencia de los recursos no renovables, mediante un profundo cambio de hábitos, de organización territorial y de nuestra economía. Si no anticipamos esta transición, esta se tendrá que hacer de forma caótica y provocará consecuencias económicas desastrosas similares a la crisis de las subprimes. Las bases de la democracia y la paz podrían verse amenazadas.
En este contexto, es indispensable que los responsables políticos, pero también el conjunto de los agentes sociales y económicos, además de los ciudadanos franceses, tomen conciencia de este reto y traten de anticiparse, ya que nos encontramos ante un peligro real para la cohesión social y el funcionamiento del conjunto de sectores vitales de nuestra colectividad. Los firmantes de este llamamiento invitan a todos los candidatos a las elecciones presidenciales a que tengan en cuenta esta urgente situación. Les piden que tomen posición ante esta cuestión en el marco de debates y de propuestas políticas concretas. Éstas deberán ser compatibles con la realidad física de la extracción de recursos y permitir enfrentarse al decrecimiento energético de nuestra sociedad.

Fuente

Ver listado completo de firmantes de este llamamiento

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.