Moda: guapas y conscientes

Moda: guapas y conscientes

- in Permacultura
2415
2
La moda es un sector que requiere una transición
El mundo de la moda es un sector especialmente complejo cuyo producto final no refleja los impactos social, económico y medioambiental que se generan durante todos los eslabones de la cadena de producción y distribución. La moda, que generalmente se nos presenta como algo festivo e inocente, tiene bien poco de inocuo. Las prendas que podemos adquirir en la mayoría de los comercios se han fabricado mediante un proceso de elaboración que en muchas ocasiones se basa en la explotación laboral y la contaminación del medio ambiente. Por todo ello, es imprescindible que seamos conscientes de lo que compramos y que sepamos que estar guapas no significa apoyar prácticas que, de conocerlas de cerca, nos espantarían.

Gema Gómez, creadora y cabeza visible de la plataforma de moda sostenible en España, Slow Fashion Spain, lleva años luchando para informar y arrojar algo de luz en un sector que tiene una enorme influencia sobre la juventud. Ladyverd.com habló con ella con motivo de la publicación de su libro “Fashionista y Slow. ¡Cómo ponernos guapas nosotras y al planeta!”.

LADYVERD.COM: “Fashionista y Slow. ¡Cómo ponernos guapas nosotras y al planeta!” es un título prometedor. ¿La sostenibilidad y la moda pueden ir de la mano?

GEMA GÓMEZ: La sostenibilidad es un término que empieza a estar en la boca de todos, pero hay que tener mucho cuidado con las intenciones que esconden quienes abanderan este término… La sostenibilidad implica varios aspectos y aborda el impacto social, económico y medioambiental de todo el ciclo de vida del producto, desde la extracción de la materia prima para su fabricación hasta que deja de ser útil y se desecha. El mundo de la moda es tan complejo, tiene una cadena de valor tan ramificada y extensa, que dificulta enormemente la aplicación de criterios sostenibles. Quizás debido a esta complejidad hasta hace poco no se ha tratado el tema desde un ángulo completo y los estudios del impacto de la moda se centraban en los aspectos sociales o en los económicos o en los medioambientales. Desde hace un tiempo sí se empieza a encontrar algo de bibliografía sobre el concepto de moda sostenible, pero todo lo que se ha publicado hasta ahora son manuales muy especializados dirigidos a un público profesional. Por eso decidí escribir un libro dedicado a la gente de la calle, a quienes van comprar en los comercios y que deberían tener claros ciertos conceptos a la hora de elegir las prendas que adquieren. “Fashionista y Slow” es un libro sencillo, que transmite esos conceptos básicos de forma divertida.

LADYVERD.COM: Slow Fashion Spain se dedica a la formación y consultoría en materia de moda sostenible. ¿Qué te lleva a escribir “Fashionista y Slow”?

Slow Fashion Spain GEMA: La formación y la consultoría son solamente una de las actividades en que nos centramos. Pero Slow Fashion Spain no solamente se dedica a ayudar a las empresas que quieran añadir la sostenibilidad como criterio de valor en su cadena de producción, sino que también se propone divulgar los conceptos de la moda sostenible para que se integren en la mentalidad de la población. Porque no siempre somos conscientes del poder que encierran nuestros actos cotidianos. Es importante que los consumidores conozcamos las implicaciones de los productos que estamos comprando y qué podemos hacer para cambiar lo que no nos gusta. Es en este objetivo de divulgación donde se enmarca la publicación de “Fashionista y Slow”: para fomentar el interés del consumidor final y hacer llegar a los interesados en el mundo de la moda los conceptos básicos de la moda sostenible. De esta forma, poco a poco podremos ir integrando unas conductas más sanas a la hora de consumir moda.

LADYVERD.COM: ”Fashionista y Slow” acaba de ponerse a la venta y ya está teniendo un gran éxito. El otro día se agotaban sus existencias en la Casa del Libro…

GEMA: Sí, la verdad es que está gustando mucho y me da la sensación de que es porque cumple con el objetivo que me planteaba al escribirlo. Quería acercar los conceptos de Slow Fashion a un público femenino, concretamente a mujeres jóvenes, que son las que más tiempo dedican a la estética, a estar siempre guapísimas y a la última. Y creo que el formato es uno de los motivos de la buena acogida que está teniendo. Es un libro muy visual, con ilustraciones de Ana Lage, muy sencillo de leer, que transmite unas ideas básicas y a la vez fundamentales si queremos entender el impacto social, económico y ecológico que tiene el mundo de la moda. Como no me quería centrar en los aspectos negativos, también he dedicado una parte importante del libro a ofrecer alternativas positivas y sencillas, cosas que podemos hacer nosotras mismas para aportar nuestro granito de arena. Son actos tan sencillos como fijarnos en ciertos datos antes de comprar una prenda o darle nueva vida a la ropa que ya no utilizamos. En fin, “Fashionista y Slow” es una guía muy práctica que, además, puede adquirirse para e-book. Creo que podría funcionar muy bien como herramienta de formación para adolescentes en institutos, centros escolares…

LADYVERD.COM: ¿Dónde podemos encontrarlo?

GEMA: El libro ha sido publicado por Mandala Ediciones, que tiene sus puntos de distribución en grandes y pequeñas librerías. Además, se puede adquirir online en la propia editorial.

Fashionista y Slow. ¡Cómo ponernos guapas nosotras y al planeta!

Slow Fashion Spain

2 Comments

  1. LA ÚNICA MODA SOSTENIBLE ES LA QUE NO SE GASTA.

  2. Dotaciones empresariales

    Muy buen Post, y obviamente deja una idea flotando en el aire…será que entre todas las nuevas tecnologias aplicadas diarimente, lograremos optmizar todo lo referenta a la moda y su cadena de entidades dependientes de la misma…. excelente Articulo…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.