Medir el bienestar para valorar la prosperidad

Medir el bienestar para valorar la prosperidad

- in Noticias
1488
0

La Comisión europea ha publicado una hoja de ruta para el desarrollo de nuevos indicadores medioambientales y sociales con el fin de poder medir la prosperidad y el bienestar real de los Estados, más allá del tradicional PIB. Estas reflexiones podrían ejercer una gran influencia en la reunión para elaborar los objetivos estratégicos sobre el crecimiento y el empleo que tendrá lugar en Lisboa en 2010. Según un comunicado de la Comisión Europea hecho público el 20 de agosto pasado y titulado: (”Más allá del PIB- Medir el progreso en un mundo en constante cambio”), existen argumentos para completar el PIB con estadísticas que cubran otras cuestiones económicas, sociales y medioambientales de las cuales dependa el bienestar de las población. El PIB nació durante la Gran depresión de los años 1930. Los expertos están de acuerdo al afirmar que este indicador, por sí solo, no puede reflejar el bienestar de una sociedad moderna.

El PIB, o producto interior bruto, es un indicador utilizado por los economistas para medir los resultados económicos de cada país. Sin embargo, su valor como indicador del nivel de vida ha sido puesto muchas veces en entredicho ya que no muestra cómo se reparte la riqueza de un país.

Desde la conferencia de la Comisión Europea que tuvo lugar en 2007 y que trató sobre el tema, el desarrollo de indicadores que complementen el PIB goza de un fuerte apoyo tanto de políticos como de expertos económicos, sociales, medioambientales y de la sociedad civil. El 8 de septiembre de 2009 se presentará un documento en el que se determinarán las acciones que deben llevarse a cabo para emprender el desarrollo de indicadores más específicos. El sistema debe incluir el inventario de recursos naturales y de capital humano y social. En lugar de usar exclusivamente los recursos económicos, el sistema deberá tener en cuenta otros recursos: los ecosistemas, por ejemplo, serán considerados en función del bienestar que producen.

El crecimiento del PIB fue el principal indicador que se tuvo en cuenta para medir la efectividad de los planes de relance económico llevados a cabo el año pasado con el propósito de restaurar el crecimiento económico

Las huellas ecológica y de carbón son los próximos datos que se utilizarán para desarrollar indicadores medioambientales detallados que complementen al PIB. En 2010 se publicará el borrador de un índice para medir la contaminación y demás impactos medioambientales en el territorio de la Unión Europea. Este borrador ayudará a examinar el resultado de los esfuerzos de protección medioambiental en los siguientes ámbitos: – Cambio climático y uso energético – Naturaleza y biodiversidad – Contaminación del aire e impacto sobre la salud – Uso y contaminación del agua – Producción de residuos y uso de recursos

El índice de desarrollo humano es el indicador alternativo de las Naciones Unidas y mide la esperanza de vida, la educación y el nivel de vida en el mundo entero. El PIB contribuye a la elaboración de dicho cálculo. Otro indicador es la huella ecológica, que mide el impacto humano sobre la naturaleza y fue desarrollado por la ONG WWF

Otras iniciativas propuestas incluyen la creación de una “Mesa Redonda del Desarrollo Sostenible Europeo”, cuya primera versión se presentará a finales de 2009. Otra medida consiste en los valores de referencia para la sostenibilidad medioambiental, que permitirán a los responsables políticos identificar las zonas en peligro y los niveles de alerta antes de que se alcancen los límites físicos de la naturaleza. Estos valores se referirán a los principales contaminantes y para todos los recursos renovables.

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.