Los peligros del Wi-Fi

Los peligros del Wi-Fi

- in Tecnologia
1955
0
Las redes Wi-Fi están hace tiempo bajo sospecha
La prestigiosa Academia Americana de Medicina Medioambiental (AAEM) aconseja evitar los sistemas inalámbricos en las escuelas. En una reciente carta dirigida a la institución educacional “Los Angeles Unified School District”, la academia muestra su inquietud acerca de la proliferación de redes Wi-Fi en centros escolares y aconseja su inmediata substitución por conexiones por cable.

A continuación les ofrecemos un extracto de la carta que la Academia Americana de Medicina Medioambiental envió al centro “Los Angeles Unified School District”, institución que acoge a más de 660.000 alumnos, 45.000 profesores y 38.000 empleados. La AAEM reúne a profesionales de la medicina, osteópatas e investigadores y su principal objetivo es el estudio de las consecuencias que tienen sobre la salud humana los factores medioambientales.

Desde hace más de 40 años la Academia forma a especialistas para tratar los casos más difíciles en pacientes que, en muchos casos, no encuentran acogida en el sistema sanitario. La mayoría de estos casos están relacionados con enfermedades o males causados por sustancias químicas, disolventes, metales tóxicos y bacterias e incluso virus. Durante los últimos años, nuestros miembros y colegas han detectado un aumento del número de pacientes cuyos síntomas son reversibles si se eliminan los aparatos inalámbricos en su domicilio: teléfonos móviles, sistemas Wi-Fi y teléfonos inalámbricos.

«Existen nuevos datos científicos que muestran que una creciente exposición a las emisiones inalámbricas afecta a los seres humanos, especialmente a los niños. En septiembre de 2010, el “Journal of American Society for Reproductive Medicine – Fertility and Sterility” señaló que una exposición de cuatro horas a un ordenador portátil utilizando un sistema inalámbrico (Wi-Fi), daña el ADN de los espermatozoides.

En mayo de 2011, la Organización Mundial de la Salud clasificó la exposición a las emisiones inalámbricas, incluyendo el Wi-Fi, en la categoría 2b de la lista de agentes cancerígenos. En octubre de 2012, la AAEM, hizo pública una nota relacionada con el Wi-Fi en la que se advertía de los efectos nefastos de los campos de radiofrecuencias inalámbricas sobre la salud, resaltando que estos afectaban al aprendizaje, alteraban las respuestas inmunitarias y generaban dolores de cabeza, entre otras perturbaciones.

En la nota la Academia afirmaba que estos problemas existen y que están comprobados científicamente. Por ello se recomienda utilizar una tecnología más segura, como la de cable. Los sistemas inalámbricos en los colegios suelen ser cien veces más potentes que los destinados a los particulares y diez veces más potentes que los que se utilizan en bares y cafeterías. Esto se debe a que tienen que ser suficientemente potentes para lograr el correcto funcionamiento de cientos de ordenadores al mismo tiempo. De esta forma, muchos niños vulnerables a las microondas se ven expuestos a las mismas durante largas jornadas y largos periodos.

Esta exposición sin precedentes puede acarrear consecuencias para la salud que aún se desconocen. En Los Ángeles, la instalación inalámbrica puede generar un grave problema de salud pública, teniendo en cuenta que el sistema sanitario aún no se encuentra preparado para enfrentarlo.

En octubre de 2013, la AAEM organizará una conferencia médica internacional en Phoenix, Arizona, cuyo objetivo es enseñar a los médicos a identificar a aquellos pacientes cuyos síntomas pueden revertirse eliminando la exposición a las instalaciones Wi-Fi, a los teléfonos móviles y a cualquier tecnología inalámbrica en sus domicilios. Actualmente es poco probable que en Los Ángeles haya suficiente cantidad de profesionales que estén preparados para detectar los efectos biológicos de las microondas y poder establecer diagnósticos y tratamientos.

Según las estadísticas, el 3% de vuestros alumnos podrían presentar una reacción inmediata y un 30% reacciones más tardías. Estos efectos también afectarán a los profesores. La Academia Americana de Medicina Medioambiental recomienda encarecidamente que no se aumenten las cargas de la salud pública mediante la instalación general de conexiones a Internet inalámbricas en los colegios de Los Ángeles. Los niños escolarizados necesitan un nivel superior de protección que los ciudadanos en general.

Es fácil dejarse llevar por la opinión de los técnicos y comercializadores de dichos sistemas, quienes afirmarán que la ciencia aún no tiene respuestas exactas ni ciertas sobre los efectos de las redes inalámbricas relacionados con la salud humana. Estos técnicos y comerciantes pueden debatir la validez de los peligros que representan las antenas, los teléfonos móviles el Wi-Fi y otros tipos de emisores inalámbricos, pero quienes deben asumir las consecuencias son los médicos. Hasta que nosotros, los médicos, podamos comprender por qué algunos de nuestros pacientes sufren los efectos de los sistemas Wi-Fi y otras aplicaciones que funcionan con microondas, mientras que otros no, os suplicamos que no corráis semejante riesgo con la salud de los niños, de la que sois responsables. Respetuosamente, Comité ejecutivo de la Academia Americana de Medicina Medioambiental

Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.