Los peligros de la industria cárnica

Los peligros de la industria cárnica

- in Noticias
2130
0

En el mundo entero se ha detectado una peligrosa tendencia de los seres humanos a desarrollar resistencia a los antibióticos. Esta resistencia, que ha sido en parte relacionada con la utilización abusiva de antibióticos en los piensos para animales, ha llevado a varias organizaciones sanitarias y de consumidores a denunciar al gobierno estadounidense y a exigir la toma de medidas urgentes, según palabras de las propias organizaciones.

La denuncia presentada ante la Corte del Distrito de Manhattan solicitaba al tribunal que declarara que el ministerio responsable de alimentos y medicinas en EEUU, el FDA, ha violado las leyes federales al aprobar el uso de penicilina y tetraciclinas en los piensos para animales incluso sin que la salud del animal lo requiera. La demanda afirma que el FDA admitió ya en 1977 que administrar a los animales bajas dosis de ciertos antibióticos podría propiciar la resistencia de las bacterias a los mismos, así como su propagación en el ser humano. Sin embargo, el FDA no actuó para limitar su uso. Como resultado, afirma la denuncia, aproximadamente el 80% de todos los antibióticos que se utilizan en EEUU se administran al ganado para lograr un crecimiento más rápido con menor cantidad de alimentos, para tratar animales enfermos y para prevenir enfermedades que surgen cuando los animales se encuentran en condiciones de hacinamiento y de falta de higiene.

“El mal uso y el uso abusivo de los antibióticos han potenciado una tendencia creciente y peligrosa de resistencia a los antibióticos”, afirma la denuncia. “Cada vez más, las bacterias son resistentes a no sólo uno, sino a múltiples antibióticos, lo que causa infecciones que son difíciles de tratar, requieren mayores y más caros tratamientos en hospitales, y es más probable que sean mortales”. EL FDA no desea hacer ningún comentario con respecto al litigio pendiente, tal y como afirmó su portavoz Siobhan DeLancey. La demanda afirma que las investigaciones han demostrado que las bacterias resistentes a los antibióticos pueden transferirse de los animales a la gente mediante el contacto directo, mediante la exposición medioambiental y mediante el consumo y manipulación de carne y productos aviares contaminados. “Ha pasado más de una generación desde que el FDA reconociera por primera vez las consecuencias que administrar grandes cantidades de antibióticos a animales sanos podría tener sobre la salud humana”, afirma Peter Lehner, director ejecutivo de Natural Resources Defence Council Inc., una organización de defensa de la salud medioambiental y pública y uno de los grupos que ha redactado la demanda. “Cada existen más pruebas que demuestran que los antibióticos están siendo menos efectivos, mientras la carne de nuestros supermercados cada vez está más cargada de bacterias resistentes a los medicamentos. En un comunicado de prensa, Lehner añadía que el FDA estaba poniendo en peligro el objetivo primordial de los antibióticos: “salvar vidas humanas combatiendo la enfermedad”. El grupo afirmaba que los antibióticos se añaden a los alimentos o al agua que se da a ganado porcino, bovino y aviar, en niveles demasiado bajos para tratar enfermedades, permitiendo que las bacterias sobrevivan al tratamiento médico de forma más fuerte y resistente.

La demanda afirma que el escenario más negativo ha sido descrito por el Instituto de Medicina de la Academia Nacional de las Ciencias, que advertía de que el “espectro de infecciones intratables (una regresión a la era pre-antibióticos) se encuentra a la vuelta de la esquina”. También citaba una valoración del año 2009 del hospital de Cook County (IIII.) y la Alianza por un Uso Prudente de Antibióticos, que estimaba que las infecciones resistentes a los antibióticos de todo tipo les cuestan a los estadounidenses entre 16.600 y 26.000 millones de dólares anuales. Según la demanda, los productores de ganado llevan desde 1950 añadiendo bajas dosis de antibióticos a los alimentos de animales perfectamente sanos. Otros grupos involucrados en la demanda son el Centro por la Ciencia para el Interés Público, la fundación Food Animal Concerns, Public Citizen y la Unión de Científicos Preocupados.

Estas afirmaron en un comunicado de prensa que el FDA nunca ha respondido enteramente a las peticiones ciudadanas que algunos de ellos le hicieron llegar en 1999 y 2005. Afirmaron que han interpuesto la demanda debido a las pruebas crecientes de que la expansión mundial de bacterias inmunes a los antibióticos está claramente relacionada con el abuso de los antibióticos en la industria alimentaria.

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.