Los lobbies de la industria derrotan a la ecología en Francia

Los lobbies de la industria derrotan a la ecología en Francia

- in Curiosidades
3103
0
Los grupos de presión modifican las leyes en la ecología de Francia

Francia tiene un  Ministerio de la Ecología, una de sus primeras medidas fue la adopción de un plan para “reconquistar la biodiversidad de la naturaleza y los paisajes” y la elaboración del consiguiente texto de ley que iba a lograr encauzar el respeto medioambiental dentro de la actividad industrial.

Los grupos de presión luchan contra la ecología

Al principio se introdujeron todas medidas que se iban a adoptar, después se modificaron unas cuantas y algunas se suprimieron. Finalmente 5 de las medidas claves del proyecto fueron suprimidas debido a la presión ejercida por los entes de poder que se verían afectados por dichas normas.

 

La ley sobre la protección de la biodiversidad pretendía proteger la diversidad de especies y re establecer unas relaciones sanas para las personas ,fructuosas y armoniosas con la naturaleza.

Según científicos expertos la mitad de las especies vivas actuales que hay en el mundo desaparecerán en un siglo.

Entre otras medidas, el texto francés prevé la eliminación de las bolsas de plástico a partir de julio de 2016 y la creación de una agencia para la biodiversidad.

La ecología en segundo plano para los lobbies
Foto cortesía de Greenpeace

Desde que la ley pasó por primera vez por la Asamblea Francesa hace casi un año, el texto ha conocido múltiples modificaciones por parte de senadores y diputados, presionados por los lobbies de la industria.

 5 medidas suprimidas debido a la presión de los lobbies de la industria.

 

  • No podrán constituirse grupos de asociaciones (en inglés Class Action) para hacer valer de forma colectiva el derecho de las personas que hayan sido perjudicadas por causas medioambientales.
  • No se le aplicará un impuesto especial al aceite de palma (la conocida Tasa Nutella). Este impuesto había sido introducido por los ecologistas, que pretendían imponer una tasa al aceite de palma destinado a la alimentación humana. Es conocido el efecto devastador que las explotaciones industriales de aceite de palma están generando sobre la biodiversidad.
  • No se prohibirá la pesca de arrastre en aguas profundas. Esta arte de pesca amenaza las especies más vulnerables como el fletán, el emperador y la gallineta. Además este tipo de pesca no genera empleo directo.
  • No se prohibirán los insecticidas neonicotinoides antes de septiembre de Este tipo de sustancias químicas se usan habitualmente en la agricultura industrial desde 1990 y están reconocidos como altamente nocivos para los insectos polinizadores (destruye colmenas enteras), para el medio ambiente y en general para la salud humana. La medida derogada pretendía la prohibición de este tipo de insecticidas en 2016.
  • No será obligatorio construir techos vegetales en edificios de zonas comerciales. La medida derogada pretendía obligar a toda nueva construcción situado en zona comercial a estar equipado con una “quinta fachada” con vegetación o dispositivos generadores de energía renovable. De esta forma se lograría un mejor aislamiento térmico y se limitaría el derrame causado por el agua de lluvia además de luchar contra el efecto “isla de calor” tan típico del medio urbano en verano.

 

Desgraciadamente este caso francés muestra un problema global: la industria manda y modifica y adecua las leyes no en función del bien general de la sociedad, si no de sus intereses económicos.

Los poderes políticos se ven amenazados por los grupos de presión y fruto de la fuerza ejercida,  los ciudadanos se ven privados de leyes más justas, de políticas basadas en el interés general y, al fin y al cabo , de poder crear un mundo más justo y respetuoso con el planeta.

 

Fuente

Sobre el aceite de palma

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.