Los buzones de intercambio vecinal se multiplican en Suiza

Los buzones de intercambio vecinal se multiplican en Suiza

- in Curiosidades
3921
0
Los buzones de intercambio posibilitan las relaciones humanas en la ciudad

Forman parte de la decoración urbana pero su objetivo es mucho más ambicioso.

Los buzones de intercambio crecen en Suiza y en Francia y sirven para unir, para desarrollar la conciencia de compartir, para aprender a no desechar cualquier objeto por el simple hecho de habernos aburrido de sus prestaciones.

Cualquier objeto es bienvenido a los buzones de intercambio

Tanto en la calle como en la empresa, estos buzones alegran el día a día y permiten a las personas conocerse mejor además de contribuir a la lucha contra la soledad y el ostracismo que sufren muchos ciudadanos en muchas ciudades.

 

Los buzones de intercambio entre vecinos es una idea de Dan Acher, activista suizo comprometido con la transformación de la vida cotidiana mediante eventos y objetos interactivos que generen experiencias inusuales y participativas.

Dan creó el proyecto Happy City Lab, quienes se definen a sí mismos como “generadores de encuentros entre personas, creadores de lo extraordinario que imaginan experiencias audaces, originales y que transformen el día a día”.

 

El arte urbano está presente en los buzones
Se organizó un concurso para decorar los buzones y los resultados son verdaderas obras de arte urbano.
HCL se dió a coconer hace tres años a través de sus numerosas actuaciones en Suiza.

Los buzones se crearon para fomentar los intercambios entre vecinos o compañeros de trabajo. El principio es muy simple: tomar o dejar cualquier objeto útil que por diversas causas hemos dejado de usar o disfrutar para permitir que lo utilicen otras personas.

Los buzones contribuyen a enseñar a la gente a no desperdiciar nada mientras se conoce mejor a quienes comparten vida en el mismo barrio o en la misma empresa.

Por otro lado, los buzones de intercambio fomentan la vida local y los trueques de proximidad dándole un matiz mucho más humano a la vida de barrio o a las horas que se pasan en una empresa.

Intercambio de objetos entre vecinos

La idea de los buzones de intercambio en la calle es fomentar la participación del ciudadano, que puede dejar cualquier objeto o tomar el que le apetezca (libros, juegos, vídeos, etc).

 

En Ginebra hay 11 de los 29 buzones instalados en la región suiza de Romandía.

 

 

Saber más.

Ver vídeo en facebook

Happy City Lab

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.