Lo que nos cuesta la contaminación

Lo que nos cuesta la contaminación

- in Noticias
1518
0

No sólo nos cuesta la salud y la pérdida de calidad de vida, la contaminación supone además un enorme gasto económico para los ciudadanos de todo el mundo. Según un nuevo informe de la Agencia Europea para el Medioambiente (AEE), los costes sanitarios derivados de la contaminación atmosférica generada por las 10.000 empresas más contaminantes de Europa alcanzaron en 2009 una cifra que oscilaba entre los 102 y los 169 millardos de euros. El 50% de estos gastos (de 51 a 85 millardos de euros) correspondieron a la actividad de sólo 191 empresas.

El informe titulado «Revealing the costs of air pollution from industrial facilities in Europe» (Los costes de la contaminación atmosférica debida a la actividad industrial en Europa), elaborado por la AEE, facilita un listado de las empresas más contaminantes. Según Jacqueline McGlade, directora ejecutiva de la AEE, «Nuestro análisis revela el coste de la contaminación generada por las centrales eléctricas y otro tipo de industria pesada. Los costes se calculan partiendo de las emisiones declaradas por las empresas. Utilizando las mismas herramientas que sirven a los responsables políticos para calcular el perjuicio para la salud y el medioambiente, hemos descubierto ciertos costes ocultos relacionados con la contaminación. Ante esta situación, no nos podemos permitir el lujo de ignorar estos problemas .» El estudio analiza una serie de empresas tales como las grandes centrales eléctricas y las refinerías, y tiene en cuenta la combustión generada por las fábricas, los procesos industriales, los residuos y ciertas actividades agrícolas. Según los resultados del informe, las emisiones de las centrales eléctricas son las que suponen mayores gastos. El análisis de la AEE no tiene en cuenta el transporte, el sector doméstico ni la mayoría de actividades agrícolas, actividades que aumentarían los costes derivados de la contaminación.

Principales conclusiones.

En 2009, la contaminación del aire generada por las empresas analizadas en el estudio de la AEE costó entre 200 y 330 euros de media a cada ciudadano europeo. Países como Alemania, Polonia, el Reino Unido, Francia e Italia, todos con un gran tejido industrial, son los que contribuyeron en mayor medida al coste total de los daños. Pero, si se analizan estos costes en función de la economía y productividad de cada país, los resultados cambian significativamente. Teniendo en cuenta estos valores, las emisiones de países tales como Bulgaria, Rumanía, Estonia, Polonia y la República Checa cobran mayor protagonismo en los costes derivados de la contaminación. En términos generales, los daños causados y los costes que de ellos se derivan son imputables a un pequeño número de empresas. Tres cuartas partes del total de los costes son el resultado de las emisiones de 622 empresas industriales (6% del número total de empresas). Las empresas cuyas emisiones resultan más costosas figuran entre las más grandes de Europa y emiten la mayor cantidad de emisiones contaminantes. Las emisiones de CO2, la partida más importante de los costes totales, costaron en 2009 63.000 millones de euros. Los contaminantes atmosféricos tales como el dióxido de azufre (SO2), el amoniaco (NH3), las partículas (PM10) y los óxidos de nitrógeno (Nox), que contribuyen a las lluvias ácidas y son causantes de problemas respiratorios, son responsables de daños por un valor de 38.000 a 105.000 millones de euros anuales.

El informe de la AEE se basa en datos públicos obtenidos del Registro Europeo de Residuos y Transferencias de Contaminantes (E-PRTR). En el análisis se tuvieron en cuenta contaminantes atmosféricos regionales tales como el (NH-3, Nox, SO2, compuestos orgánicos volátiles cuya procedencia no sea del metano (COVNM), metales pesados (arsénico, cadmio, cromo, plomo, mercurio y niquel), microcontaminantes orgánicos (benceno, hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP)), dioxinas y furanos además del CO2.

A pesar de la magnitud del estudio, en él no se tuvieron en cuenta los efectos sobre la salud causados por una exposición profesional a los contaminantes atmosféricos, así como una serie de daños al medioambiente o a los bienes culturales en cada región, entre otros valores.

Fuente

Más información

Clean air for Europe

Registro Europeo de Resíduos y transferencias de Contaminantes (E-PRTR)

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.