Letonia: cifras de su agricultura ecológica

Letonia: cifras de su agricultura ecológica

- in Noticias
2364
0

Tras el enorme crecimiento de la superficie de cultivo ecológico que se vino registrando en Letonia hasta el año 2006, el año 2007 supuso la estabilización de la misma.

 

Las casi 173.200 de hectáreas registradas en 2007 supusieron un 1% menos que el año anterior. La causa principal de esta evolución son los contratos para llevar a cabo la conversión, que comenzaron en 2006 pero no fueron renovados en 2007. Letonia se encuentra en tercer lugar en la Unión Europea en porcentaje de superficie de producción ecológica: solamente en Austria y Estonia se registraron porcentajes mayores que el 9,4% que se registró en Letonia. En esta superficie trabajaron 4108 agricultores en 2007 (el año anterior habían sido 4095). Crece la importancia de los cereales para la exportación. El 33% de la superficie de producción ecológica se dedica al cultivo, 16% de la misma al cultivo de cereales, que son importantes en el sector de la exportación: varias empresas de Europa Occidental cuentan con terrenos arrendados en Letonia, otras han firmado contratos de importación con los agricultores locales. Otro 15%, es decir, 25.000 hectáreas, se dedica al cultivo de verduras ecológicas, parte de las cuales se utiliza para la elaboración de alimentos, por lo que resulta difícil saber exactamente qué cantidad llega al mercado como producto ecológico. Las verduras ecológicas son muy valoradas entre los consumidores locales. Más del 60% de la superficie de producción ecológica se utiliza como pasto o para el cultivo de forraje para la ganadería. En Letonia, la ganadería supone un importante mercado, a pesar de que muy pocos productos llegan a él como mercancía ecológica. En 2007, Letonia contaba con 3.800 vacas lecheras y más de 3.300 cerdos y casi 15.500 ovejas.

 

Original

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.