Las antenas de telefonía se tambalean en Francia

Las antenas de telefonía se tambalean en Francia

- in Noticias
1599
0

El gobierno francés se toma muy en serio la cuestión de las antenas repetidoras de telefonía móvil y sus posibles efectos contra la salud y el bienestar de los ciudadanos.

A finales de Marzo está prevista una mesa redonda en la que se discutirá este controvertido asunto, el debate será moderado por la ministra de salud del país vecino. Por otra parte, dos senadores organizarán el 23 de marzo un coloquio sobre el tema: «Tecnologías inalámbricas: un nuevo reto sanitario». Durante los meses de abril a junio, la ciudad de Paris anunció una «conferencia ciudadana» sobre las ondas y la salud, cuyo objetivo es encontrar las mejores soluciones en lo concerniente al desarrollo y uso de las tecnologías hertzianas en la capital francesa.

Según el delegado general de la asociación medioambiental “Agir pour l,environnement«, «Los niveles de exposición deben disminuir y cada nueva antena que se quiera instalar debe supeditarse a un permiso de obra». El pasado mes de febrero, uno de los mayores operadores de telefonía del país fue condenado a desmontar una antena repetidora por razones estéticas y por la incertidumbre que creaba en la población la posibilidad de que dicha instalación tuviera un impacto negaivo sobre la salud. Unas semanas antes, otra de las grandes compañías de telefonía fue obligada, por tres parejas de vecinos a “apagar” sus repetidores en un barrio de Lyon a través de un mandato judicial emitido en los juzgados. El “trastorno anormal de la vecindad” alegado por las tres parejas de Lyon, consiguió por primera vez que los tribunales obliguen a un operador a desmontar sus instalaciones. Los vecinos alegaron sentir molestias por el hecho de estar expuestos a un riesgo para su salud proveniente de los campos electro magnéticos, cuyo efecto es motivo de controversia entre los expertos científicos.
El tribunal adoptó en su sentencia el principio de precaución. Principio que deberán revertir las compañías de telefonía demostrando la inocuidad de las ondas. El portavoz de la asociación nacional por la seguridad sanitaria en las tecnologías inalámbricas “Robin des Toits» (Robin de los Tejados), comentaba “Tenemos tres o cuatro procesos judiciales en la recámara, vamos hacia los diez. No queremos desmantelar el total de la red de telefonía, pero pensamos que la tecnología debe poder conjugarse con la seguridad”.
Actualmente los umbrales de exposición tolerados en Francia son bastante más altos que los permitidos en Italia o en Suiza.
Por otro lado y según la academia de medicina francesa, “Las antenas de telefonía móvil conllevan una exposición electromagnética cien a mil veces inferior a la de los teléfonos móviles, así, estar expuesto durante 24 horas a una antena de 1 voltio por metro equivaldría a la exposición que debería soportar la cabeza en una llamada de 30 segundos desde un teléfono móvil”.
Para “Robin des Toits”, las pruebas científicas definitivas de los peligros que la telefonía móvil (teléfono móvil, antenas, wifi, wimax, bluetooth, DECT etc) entraña sobre la salud se encuentran explicadas en el informe Bioinitiative. A finales de 2008, más de 58 millones de franceses estaban abonados a alguna compañía de telefonía móvil y 986.000 utilizaron una clave 3G que permite el acceso a Internet desde un portátil. De los 58 millones de clientes de móviles, 39,2 millones son abonados mientras que 18,8 millones lo hacen mediante tarjeta de pre pago. En las áreas metropolitanas, los operadores tradicionales captan el total de su clientela (52,8 millones). Los operadores móviles virtuales, que compran minutos al operador propietario de la red para revenderlos con su propia marca, se reparten el 5,19% del mercado (2,9 millones de clientes).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.