La salud del suelo es nuestra salud

La salud del suelo es nuestra salud

- in Noticias
1634
0

Un sustrato rico y bien conservado es vital para luchar contra el cambio climático y para conservar la biodiversidad.

La fertilidad de los sustratos es vista muchas veces como algo obvio. Mientras los científicos se muestran cada vez más convencidos de la estrecha relación entre el sustrato, el cambio climático y la biodiversidad, la sociedad y los políticos parecen ignorar esta importante relación. Para que la sociedad pueda enfrentarse con garantías a los problemas medioambientales más preocupantes se deberá tomar conciencia del verdadero valor de la tierra de cultivo.

Sólo en la Unión Europea, el sustrato contiene más de 70 mil millones de toneladas de carbono orgánico (COS). Pese a esta propiedad tan beneficiosa para el medioambiente, el suelo agrícola continúa degradándose. En los últimos 50 años, las tierras de cultivo de Suecia han registrado una pérdida anual de 1% de su carbono orgánico. Debido a que la actividad biológica está directamente relacionada con el nivel de carbono en el sustrato, la viabilidad económica de las explotaciones agrícolas suecas podrían encontrarse seriamente amenazadas en 25 años. Si se analiza de forma individual, la disminución progresiva de la actividad biológica en los terrenos puede parecer insignificante. Sin embargo, desde una perspectiva global, es extremamente importante: las emisiones de gas de efecto invernadero no respetan las fronteras nacionales; el deterioro del sustrato de un país determinado genera consecuencias directas sobre el cambio climático más allá de sus fronteras. En este sentido, la tierra está verdaderamente en movimiento. El sustrato provee de hábitats y recursos a más de un cuarto de la biodiversidad mundial. Un metro cuadrado de superficie terrestre puede contener aproximadamente 10.000 organismos diferentes. La buena salud del sustrato es indispensable para la conservación de esta diversidad. Sin embargo, además de una mala gestión del territorio, esta vitalidad biológica está amenazada por la erosión, la salinización, la estanqueidad y el ordenamiento urbano y del transporte.

El Atlas de la biodiversidad.

Recientemente publicado por el Centro común de Investigación de la Comisión Europea, el Atlas de la biodiversidad del terreno europeo muestra las zonas más amenazadas del continente. Las áreas con mayor riesgo se encuentran en Gran Bretaña, norte de Francia, Bélgica y los Países Bajos, aunque se han identificado zonas de otros países miembros. Según el comisario responsable de medioambiente, Janez Potocnik, “no alcanzaremos nuestros objetivos de protección de la biodiversidad, de lucha contra el cambio climático y conservación de nuestros recursos hasta que no comprendamos la importancia del sustrato. Cuanto antes lo entendamos, mejor”. En la actualidad, y ante la urgencia de la toma de una serie de medidas por parte de los países miembros, la Comisión trata de presionar a los gobiernos nacionales para que adopten el proyecto marco sobre el sustrato.

Fuente

Atlas de la biodiversidad del suelo europeo

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.