La mujer y la bicicleta: una referencia segura

La mujer y la bicicleta: una referencia segura

- in Noticias
1477
0

¿Cómo saber las facilidades que una ciudad ofrece para circular en bicicleta por sus calles? Existe un indicativo que permite medir el grado de accesibilidad para las bicicletas de una ciudad basado en el porcentaje de mujeres que utilizan este medio de transporte de forma cotidiana. Este indicativo es más significativo que el número de kilómetros de carril bici o los servicios de alquiler públicos.

Existen muchos estudios sobre las facilidades que las ciudades ofrecen a quienes elijen circular en bicicleta por sus calles. Sin embargo, no resulta sencillo medir esta característica debido a la dificultad de seleccionar los parámetros que hay que tener en cuenta. Según un artículo publicado en la revista “Scientific American Magazine “ titulado “How to Get More Bicyclists on the Road. To boost urban bicycling, figure out what women want” (Cómo conseguir más ciclistas en las calles. Para fomentar el ciclismo urbano, ten en cuenta la opinión de las mujeres), las mujeres optan a menudo por recorrer trayectos más largos, más seguros y tranquilos en lugar de trayectos cortos y potencialmente peligrosos.

El Doctor Jan Garrad, de la Universidad Deakin de Melbourne, Australia, analizó durante años el porcentaje de ciclistas de cada sexo que circulaba por las calles de la ciudad. Según sus investigaciones, en general, las mujeres perciben el riesgo de forma más acentuada que los hombres y necesitan rutas más seguras y mejor señalizadas. Además, las mujeres necesitan que la red de carriles para bicicleta llegue a los lugares que suelen visitar, tales como su domicilio, el trabajo, las escuelas y los comercios. “Si quieres saber si un entorno urbano es apto para circular en bicicleta, olvídate de los índices habituales de accesibilidad. Limítate a contar la proporción de ciclistas femeninas”, afirma Jan Garrad. “A pesar de nuestro empeño en no diferenciar los hábitos de cada género, mujeres y hombres seguimos siendo distintos”, afirma Jennifer Dill, investigadora del área de transporte y planificación de la Universidad de Portland. “Si nos interesamos por las preocupaciones de las mujeres en materia de seguridad y eficacia, tendremos mucho camino recorrido a la hora de fomentar el uso de la bicicleta en ámbitos urbanos”, explica Dill.

Por lo tanto, una ciudad en la que el número de mujeres ciclistas sea elevado habrá acertado con el diseño de la red de carriles para bicicleta y, seguramente, su trazado será más seguro y coherente que aquellas en las que sea raro ver a una mujer en bicicleta. En Estados Unidos, la proporción de mujeres ciclistas respecto a los hombres es 1:2, bastante baja si se compara con algunos países europeos en los que la bicicleta forma parte de la vida cotidiana, como por ejemplo Holanda, donde el 27% de todos los trayectos se realizan en bicicleta y el 55% de los ciclistas son mujeres, o en Alemania, donde la bicicleta recorre el 12% de todos los trayectos y las mujeres ciclistas son el 49%.

Más información

Fuente

About the author

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like

El menú tóxico del día, Europa descuida sus alimentos

Es sencillo. Basta con procurarse las ofertas de cualquier supermercado. Organizar un menú de tres platos no resulta nada caro. La comida está barata. ¿Condición imprescindible? No mirar ni su procedencia ni su composición. Ya tenemos un menú completo, a buen precio y tóxico.